Por Alejandro Basulto
10 mayo, 2021

Johnny Walker, es un electricista de 40 años que reside en Queensland, Australia, junto a sus dos amores: dos pitones de casi 2,5 metros. Y asegura tener suficiente amor para sumar a una mujer a su familia.

Hace cuatro años, el electricista de Queensland (Australia), Johnny Walker pudo por fin adoptar a dos ejemplares del animal que más ama en el planeta: las serpientes. Y dos años después, adquirió a las que son sus culebras regalonas, como es el caso de las pitones Bredli y Jasper, que tienen ocho años. Ambas miden casi 2,5 metros y duermen con él. Lo que le ha dado un poco de problemas al momento de recibir visitas y también cuando se trata de buscar una pareja.

Mercury Press & Media

Las mujeres con las que Johnny ha intentado salir, todas hasta ahora han pesado que está loco, e incluso su mismo padre se la piensa dos veces antes de ir a visitarlo debido a sus peculiares mascotas. Y a pesar de que este electricista ha tenido que soportar una considerable cantidad de mordeduras desagradables, para él sus serpientes son su familia y por lo tanto requiere encontrar una mujer que entienda que no puede separarse de ellas.

“La gente tiene miedo de venir, pero no sé por qué (…) Las novias anteriores me dejaban instantáneamente cuando las veían y decían:’ No me estoy preparada para esto (…) Ahora, cuando les muestro las fotos a las chicas, muchas de ellas piensan que estoy loco (…) Se suben a la cama y los dejo ahí porque les gusta estar bajo las mantas y abrigadas (…) Cuando me voy a la cama, por lo general una de ellas ya está allí sola, así que solo voy a buscar a la otra, y generalmente solo se acurrucan juntas (…) Nunca me preocupo de que me muerdan o se envuelvan alrededor de mi cuello, simplemente se quedan allí toda la noche y les encanta (…) No se habrán movido hasta cuando me levante por la mañana”

– dijo Johnny Walker a Metro.co

Mercury Press & Media

La pasión de este electricista por estos reptiles nació cuando tenía seis años. Desde entonces, ha manipulado más de 100 serpientes hasta la fecha e incluso previo a la pandemia, viajó a Indonesia donde capturó y manejó a diferentes tipos de serpientes salvajes.

Ha recibido muchas mordidas, pero él asegura que cada una de ellas fue su culpa. En la actualidad, posee un acuario de serpientes de dos pisos en su sala de estar, donde Jasper Cairo permanecen durante el tiempo en el que él sale a trabajar. Cuando Johnny regresa, las libera en toda la casa, afirmando que al igual que los perros, lo saludan cuando llega.

Mercury Press & Media

“Todos se asustan cada vez que vienen (…) Las llevé al césped delantero bajo el sol y un par de personas se asustaron y me preguntaron si estoy bien, porque creen que las serpientes me están atacando (…) Mi propio padre está preocupado por venir a la casa (…) Pero las serpientes nunca me harían daño intencionalmente (…) Son como mascotas de la familia y los amo como cualquier otra persona amaría a una mascota, pase lo que pase”

– contó Johnny

Este residente de Queensland  alimenta a sus serpientes con una rata del tamaño de un gatito, que las debería dejar satisfechas durante diez días. Sin embargo, aún así, las novias que ha tenido se han puesto muy nerviosas al momento de entrar a su casa. Pero él no pierde la esperanza de que algún aparezca el amor de su vida, la que tendrá que compartir su pasión por estos reptiles.

Puede interesarte