Al parecer… todas le tenían pánico al matrimonio.

Antes las mujeres contraían matrimonio casi que por obligación. Dejaban de lado sus sueños para casarse y tener hijos desde muy jóvenes… pero ahora, afortunadamente los tiempos han cambiado y las féminas cada vez son más independientes. Estudian, trabajan y pueden decidir en qué momento comenzar a formar una familia.

Y aunque muchos piensen que la mayoría de las mujeres andan con el vestido en la cartera, listas para casarse con el primer hombre que se les cruce por delante… están bastante equivocados.

Es más, yo diría que ahora son los hombres los que buscan formalizar más las relaciones… pues las mujeres tuvieron ya bastante tiempo reprimiendo sus sueños y ya es tiempo de que les toque a ellas.

¿No creen?

Así que si estás invitada a algún matrimonio pronto y le tienes pánico a agarrar el ramo -porque para ti signifique alguna especie de maldición- pero aún así debes participar para dejar feliz a la novia… aquí te dejamos una muy buena forma para evitar correr riesgos:

Así de fácil. Te pones en posición, y luego huyes para que no tengas posibilidad de agarrarlo, pues dicen que quien lo alcanza, será la próxima en casarse.

Y ya sabemos que no lo quieres…

Al igual que todas las invitadas de ese matrimonio, que al parecer todas le tenían pavor al compromiso… Porque ni siquiera una mujer se quedó para intentar agarrarlo, lo que desató las risas de los asistentes, que luego quisieron difundir el original escape.

Al final, soldado que arranca… sirve para otra guerra.

¿Ven? ahora los tiempos no están para eso.

Puede interesarte