Por Alejandro Basulto
1 octubre, 2020

Majo Staffolani tiene 30 años y vivió una infancia muy sencilla en Argentina, donde siempre contó con el apoyo de su padre y madre. La última, tras tener dos matrimonios con hombres, hace poco le contó su relación con una chica.

La vida de la directora de cine argentina, Majo Staffolani, transcurrió desde la sencillez y la humildad tras haber nacido en una familia de pocos recursos en Misiones (Eldorado), donde la comida se repartía entre varios miembros del vecindario para que todos pudieran comer, a su actual y exitosa carrera como cineasta. Sin embargo, más allá de su situación económica, lo que más le marcó durante su niñez y adolescencia, fue su orientación sexual. Desde que tenía tan solo 4 años supo que era lesbiana. Pero pasaron años para que se sintiera preparada para contarlo.

Majo cuando niña | Infobae

“No viví ningún proceso raro, extraño o triste. Yo soy de un pueblo, quizás ahí costó un poco más, pero bueno, eso avanzó ahora. En el entorno familiar recibí contención y abrazos, que siempre voy a agradecer. Nunca oculté quien era. Hay que aprender a deconstruirse. Y yo también, porque hoy estoy en pareja y muy bien, pero no puedo descartar que en el futuro me enamore de un chico si me conmueve y me gusta. De eso se trata, de mutar y replantearnos quiénes somos constantemente”

–dijo Majo a Infobae–

Majo Staffolani / Instagram

Menos lista estuvo aún, cuando su familia se dividió en el tiempo en el que Majo tenía tan solo diez años. En ese momento, ella se quedó con su madre, Cristina, y sus hermanos. Mientras que su papá, Martín, se marchó a vivir a Canadá. Tuvo que esperar que transcurrieran varias primaveras, para que a los 15 años no aguantar más y contarle a su padre que ella era lesbiana. Ahí ocurrió un suceso cómico y sorprendente, debido a que su papá enseguida después le preguntó si no sería genético. Majo, confundida, no entendía a lo que él se refería, pero no tardó mucho su papá en ser más claro: Martín en ese día también decidió salir del armario y decirle a su hija que era gay.

Majo Staffolani / Instagram

Sin embargo, las sorpresas para esta joven no paraban, porque hace dos años, su madre le hizo otra revelación que la dejó marcando ocupado en los primeros segundos. Su mamá, la que le había criado durante toda su vida y la que también vivió con dos hombres con los que se casó, se había enamorado de una mujer. Con dos hijas y un hijo, y dos matrimonios heterosexuales como antecedentes, Cristina encontró en una chica el amor de su vida. Nunca es tarde para enamorarse, dicen. Y eso mientras al mismo tiempo ella todavía no se definía como lesbiana, ya que aún pareciera sentir algo por los del género masculino.

Majo Staffolani y su mamá | Instagram

“Ella es muy joven, me lleva 21 años nada más. Y a punto de cumplir los 50 años me citó en su casa después que me estuvo esquivando durante un mes -raro porque somos muy familieras, de encontrarnos a tomar mate seguido-. Pensé que era algo malo que no me quería decir por teléfono. Cuando llegué a su casa estaba muy nerviosa, y ahí nomás me dijo que estaba enamorada de una mujer. Para mi fue ‘guau, mi mamá es lesbiana’. Ella lo vivió de forma muy simple, muy natural, como tiene que ser. Me pareció muy valiente que a los 50, después de haber estado casada dos veces con hombres, tener dos hijas y un hijo, se haya permitido amar a una mujer. Esa misma noche dije ‘voy a contar su historia’ (…) ¡Hoy la veo tan torta! [se ríe]. Se compraron una casita juntas. Su pareja es como mi segunda madre”

–contó Majo Staffolani–

Majo Staffolani / Instagram

Majo asegura ser muy feliz con su familia, a la que considera su “clan queer”, en el que todos han salido del armario y después han vivido bajo un clima de respeto, amor, felicidad y mucha liberación, que antes de que ella lo hiciera, no existía. Como cineasta ya tiene una película de temática lésbica llamada Colmena, y ahora tras inspirarse en su madre y en su historia familiar diversa, se encuentra esperando el estreno en el día 8 de octubre de su segundo filme, Román, que tendrá mucho de Cristina, pero con personajes principales hombres para distanciarse un poco de su figura.

Puede interesarte