Por Luis Lizama
9 agosto, 2021

Don Marcial es oriundo de Jutiapa (Atlántida, Honduras) y recientemente cumplió un siglo de vida. Lo celebró mostrando su inigualable sonrisa y un excelente estado de salud, incluso bebiendo una cerveza. Está como el roble.

Mientras nosotros nos quejamos de la vida con apenas unos 30 años, don Marcial nos da una lección de vida. Es cierto que, a medida que pasa el tiempo, vamos perdiendo fuerza, entusiasmo y juventud, sin embargo, esa no es una excusa para dejar de vivir.

Ejemplos hay por montón: Hay abuelos atletas, fiesteros y más activos que cualquier muchacho, tal como este señor.

Está como el vino: El anciano hondureño festejó nada menos que 100 años, con una sesión de fotos a lo galán de televisión. Es un viejo roble.

IGotay Fotografia

No cualquiera llega a los 100 años. Lo de don Marcial es todo un récord y un ejemplo a seguir.

Ya quisiéramos tener su vitalidad y energía, porque apenas parece un cuarentón. Bebiendo cerveza y montando su caballo, posó para una sesión de fotos por su cumpleaños. Acá te mostramos las mejores.

IGotay Fotografia

El señor es oriundo del municipio de Jutiapa (Departamento de Atlántida, Honduras)  y ya es toda una celebridad. No solamente llegó al siglo de vida, sino que lo hizo como un verdadero campeón.

Goza de un excelente estado de salud y lo demostró montando a caballo y bebiendo una cerveza. Además dejó ver su inigualable sonrisa.

IGotay Fotografia

A través de redes sociales, puntualmente en Facebook, el perfil de IGotay Fotografía publicó las notables imágenes. Se hicieron virales en cuestión de segundos, recibiendo cientos de “Me gusta” y comentarios. 

Algunos usuarios quedaron boquiabiertos, incluso no creyeron que fuese su edad real.

IGotay Fotografia

Don Marcial Almendares incluso posó con unos globos, con un llamativo y gigante número 100.

“WOW 100 años y que bien se mira, que bendición”, dijo una usuaria, mientras otra destacó: “Excelente fotógrafo, bendiciones para el modelo!!”.

IGotay Fotografia

Sin dudas que es para aplaudir de pie. Su actitud, salud y energías son contagiosas y nos dan vitalidad.

La vida es un regalo y don Marcial lo sabe, seamos como él.

Puede interesarte