Por Cristofer García
12 noviembre, 2021

“Tener PooPrints (este método de ADN) realmente ayudó con eso porque no teníamos que revisar imágenes de video para tratar de encontrar a alguien o simplemente darnos por vencidos y hacerlo nosotros mismos”, dijo Mike Kueker, gerente de distrito de este complejo de apartamentos.

Tener una mascota no solo implica dedicarles amor, tiempo y compañía, sino que los dueños también se deben hacer responsables de lo que hagan sus animales, como por ejemplo cuando deben hacer su necesidades en la calle. Un buen cuidador debe encargarse de botar los desperdicios siempre.

Sin embargo, esto no siempre es así. En toda comunidad se encontrarán personas que parecieran no ser conscientes de lo desagradable que esta irresponsabilidad puede resultar para sus vecinos o simplemente deciden ignorar el hecho. Por ello, un complejo de apartamentos de San Luis, Misuri, Estados Unidos, tomó una decisión radical para actuar frente a este problema.

Unsplash (foto referencial)

Los residentes del Galley 1014 Luxury Apartments, ubicado en el centro de la ciudad, estaban cansado de que los dueños de mascotas no recogieran la caca de sus mascotas, a pesar de que el complejo cuenta con bolsas a la mano para hacerlo.

“Realmente no hay excusa para no recogerlo”, comentó a Fox 2 Jake Bearden, quien recientemente se mudó a uno de estos edificios recientemente con su pareja, Kayla Bearden.

Unsplash (foto referencial)

Pero, ante tanta falta de consideración, la administración del complejo de departamentos decidió aplicar un método innovador pero extraño para dar con los irresponsables. Mike Kueker, gerente de distrito del complejo de apartamentos, anunció que aplicarán nuevas políticas en esta materia, la cual incluye un análisis de ADN para hallar con el perro y su dueño responsable.

Para eso, necesitarían registrar a las mascotas con un hisopo bucal y luego enviar las muestras a un laboratorio de la compañía PooPrints, donde recopilarán el ADN de todos los animales del complejo.

Unsplash (foto referencial)

De esta manera, quien no recoja los desechos de su mascota podrá ser identificado. De acuerdo al fundador de esta compañía, la idea surgió con un edificio con este mismo problema y ahora muchas residencias piden sus servicios.

Unsplash (foto referencial)

“Tener PooPrints realmente ayudó con eso porque no teníamos que revisar imágenes de video para tratar de encontrar a alguien o simplemente darnos por vencidos y hacerlo nosotros mismos”, expresó Kueker.

Puede interesarte