Por Constanza Suárez
11 septiembre, 2018

Sophie Power sostiene en un brazo a su hijo de tan solo 3 meses y en la otra un extractor de leche, para luego seguir en la carrera.

Sophie Power hizo su primera pausa después de correr por 16 horas seguidas, para alimentar a su bebé en la épica carrera Ultra Trail Mont Blanc e inmediatamente fue fotografiada. En uno de sus brazos lleva a su hijo y en la otra, un sacaleches.

La atleta por lo general alimenta a su bebé cada tres horas, pero en esta oportunidad no pudo parar antes y se encontró al niño esperando totalmente hambriento.

Alexis Berg/Strava

Pero antes de sentarse a darle leche, mientras corría, se encontraba con su marido en cada puesto de socorro a lo largo de la ruta, donde le pasaba un poco de leche.

«¡Dios mío, estaba en agonía! Cormac generalmente se alimenta cada tres horas y me tomó 16 llegar a Courmayeur, donde pudimos vernos por primera vez. ¡Estaba tan aliviado de que tuviera hambre!«, dijo Sophie según consignó el portal Daily Mail.

Twitter/ultra_sophie

Sophie tuvo que tomar la carrera lenta e hizo cambios sutiles en la forma en que corrió para atender a su hijo. “No podía elevar demasiado mi ritmo cardíaco ya que mi cuerpo no está preparado para quemar grasa y no podría correr completamente colina abajo para proteger mi pelvis”, explicó.

Luego añadió: «En una carrera típica entraba y salía de los puestos de socorro lo más rápido posible, pero aquí tenía que concentrarme en mantener suficiente comida para mí y para Cormac, y descansar».

Twitter/ultra_sophie

Ella también cree que mantenerse activo y mantener un estilo de vida saludable durante el embarazo es muy importante.

Puede interesarte