Por Constanza Suárez
24 marzo, 2020

Su nieto acaba de nacer y este anciano no pudo conocerlo en persona. Hoy valoramos el contacto humano más que nunca.

El brote de coronavirus en el mundo ha obligado a miles de personas a aislarse en sus hogares. Eso quiere decir que durante días, o incluso varias semanas, no se puede tener contacto con otro ser humano, más que con los que vives. 

Pixabay

La situación es compleja, sobretodo al momento de celebrar momentos importantes. ¿Cómo compartirlos? Algunos se han puesto creativos y han conmovido. Es que nunca habíamos valorado tanto el contacto humano y fraterno.

Emma, una mujer irlandesa, compartió en Twitter una fotografía de cómo su sobrino Faolán tuvo que conocer a su abuelo a través de un vidrio. 

Twitter @emmabethgall

Al otro lado de la ventana, el orgulloso abuelo sonríe mientras mira al nuevo integrante de su familia, que paradójicamente está en aislamiento por primera vez. Igual que muchos.

Junto a la imagen, capturada por la madre de Faolán, también llamada Emma, la tía Emma escribió: “tres generaciones de distanciamiento social cuando mi padre conoce a su nieto por primera vez”.

Twitter @emmabethgall

La publicación, que rápidamente recibió más de 400 mil me gusta, pronto se inundó de comentarios positivos. Entonces la historia se viralizó.

“Dios mío, cuida a tu papá con todas tus fuerzas (¡incluso si tienes que mantenerlo como rehén en su cobertizo!) Necesito verlo con su primer nieto al otro lado de todo esto”, escribió un usuario, a lo que Emma respondió: “¡Me aseguraré de publicar las primeras fotos de abrazos!”.

Twitter @emmabethgall

Emma continuó agradeciendo a todos por los encantadores mensajes que ella y su familia han recibido desde que la fotografía se hizo viral.

Luego escribió: “La buena noticia es que el bebé Faolán está muy bien y ajeno a su nueva fama. También Faolán es mi sobrino y es mi hermano Míchéal quien lo sostiene. Su mami (cuyo nombre también es Emma) tomó la foto”.

Twitter @emmabethgall

Agregó que a su padre también le está yendo bien. “¡No me dejaba tomarle una foto, pero está sonriendo! Mi hermano vive a unos 2 minutos de él, así que fue a saludarlo. Sabía que no podía entrar. Espera abrazar al bebé pronto”, contó Emma.

¡Son adorables!

 

 

 

 

 

Puede interesarte