Por Cristofer García
23 enero, 2020

Sonia Barton solo necesitó gastar 3.200 dólares para tener la cocina de sus sueños. Valió cada centavo.

Ella si sabe aprovechar las cosas que parecen inservibles y darles un uso totalmente nuevo.

Sonia Barton, madre soltera de tres pequeños encontró una nueva utilidad para los viejos discos que dejó su antiguo esposo. Es una venganza para el exmarido infiel, que no le gustará a los melómanos y coleccionistas.

La mujer de 47 años de Derbyshire, Inglaterra, según Unilad, buscaba la manera de darle vida a su cocina, con algún arreglo. Le faltaba color y tuvo una ingeniosa idea de diseño. Transformó el suelo de su cocina en una especie de exhibición de estos discos de acetato bajo los pies.

Sonia Barton

Estos vinilos, que incluyen clásicos de la década de 1980 como lo es Dire Straits, ahora ocupan de manera muy colorida la cocina de Sonia. Ahora los viejos vinilos del infiel no serán más un amargo recuerdo, sino una decoración muy creativa y musical.

Sonia Barton

El gasto en general para remodelar su cocina pasa de 3.200 dólares, que es el costo de obtener 5,000 botones de flores en miniatura que forman parte del piso, además de otros artículos para ahora tener el aspecto maravilloso que tomó. No le faltará magia a la hora de cocinar, además, la alegría se ha hecho parte de esta mujer, al ver el resultado de su obra.

Sonia Barton

«Algunos de ellos (discos) son de mi ex marido. Me divierte, me hace reír cada vez que entro en la cocina y los veo. Cada sección está rodeada de pequeños mosaicos porque no quería hacerlo todo de una vez para poder seguir usando mi cocina», dijo.

Sonia Barton

Le tomo más de un año para completar su proyecto. Lo que inició en 2018 con acomodar los cajones, puertas y tablas, terminó con los discos de su antigua pareja como colorida decoración del suelo.

«Me encanta el bricolaje y me encanta el color, por lo que simplemente evolucionó. Originalmente quería hacer discos en el piso cuando me casé, pero a mi esposo en ese momento no le gustó la idea, así que tan pronto como nos separamos, decidí hacerlo. Ha sido un trabajo de amor para mí. Lo empecé hace más de un año y pasé tardes y fines de semana trabajando en ello», comentó Sonia.

Sonia Barton

Ella espera que esta decoración le dure el resto de su vida, no quiere remodelar de nuevo su cocina. Sonia transformó parte de su pasado malo a una obra que recordará para siempre.

Puede interesarte