Por Luis Lizama
14 febrero, 2020

La imagen corresponde a la base chilena Profesor Julio Escudero, donde no cae nieve desde diciembre. El 9 de febrero se registró la temperatura más alta de la historia del continente blanco: 20,7º grados.

El calentamiento global, el cambio climático y todo lo que eso conlleva, están poniendo en jaque a nuestro planeta. Cada día nos impactamos con tristes postales de animales sufriendo por la pérdida de su hábitat o las grandes sequías. El alza de las temperaturas no es casualidad y, lamentablemente, cada día aumentan.

Consecuencia de aquello es el derretimiento de los polos y, en este caso, de la falta de nieve en la Antártica chilena. Durante los últimos días se han difundido desoladoras imágenes del territorio antártico sin su característico paisaje blanco, algo inédito en la historia. Donde antes había nieve y hielo, hoy solo hay tierra.

Canal 24 horas

El diario El País de España ha publicado las imágenes que despiertan preocupación. Allí se muestra la triste realidad de la base chilena Profesor Julio Escudero, con escasos manchones blancos.

Antes lucía esplendorosa, blanca completa, pero hoy el panorama es completamente diferente.

Hasta hace no mucho, el panorama era así:

Instituto Antártico Chileno

Ubicada en la zona norte del continente blanco, esta base isleña de investigación jamás había lucido así. Y es que nunca antes, en la historia, se habían registrado temperaturas tan altas como ahora, con 18,3º grados, medidas en la base argentina Esperanza.

A unos 200 kilómetros de distancia, ese mismo día, la base chilena Bernardo O’Higgins marcaba sólo 7º grados. La temperatura está volviéndose loca. Pero solo unos días más tarde, en la isla Seymour, al norte de la Antártica, los termómetros marcaron la impresionante cifra de 20,7ºC, rompiendo todos los récords, según informa The Guardian. 

Comparado con las postales de hace algunos años, ahora parece un verdadero desierto.

«Estamos viendo la tendencia al calentamiento en muchos de los sitios que estamos monitoreando, pero nunca hemos visto algo así».

Declaro Carlos Schaefer, científico brasileño que estudia la Antártica a The Guardian.

 Si bien siempre ha sido un continente con frío extremo, durante las últimas décadas se ha vuelto dramáticamente más caliente.

El principal apuntado por esta tragedia es el mar. La temperatura de los océanos ha aumentado considerablemente y, las corrientes que van llegando, las traen consigo.

Canal 24 horas

Es lamentable, pero cierto. La temperatura a nivel global ha ido en aumento durante los últimos años, de forma preocupante. 

De nosotros depende ponerle fin a esto y cuidar nuestro planeta.

Puede interesarte