Por Daniela Morano
10 abril, 2018

Esto es muy cruel.

Dormir poco o mal puede ser algo que afecte gravemente tu día. Cuando uno duerme mal, todo el día parece un sacrificio y las relaciones incluso pueden romperse porque seamos honestos, no hay paciencia para aguantar tanto. Kylie Cain lo sabe. Tiene 5 hijos y en más de alguna ocasión ha tenido que levantarse en medio de la noche a alimentar al recién nacido, Stevie.

Tras dejar durmiendo a su hija de seis año, Kylie, de 29, ella misma no podía dormir pues su esposo Craig Richardson roncaba felizmente mientras que ella siempre debía hacerse cargo de los cinco niños.

Mercury Press and Media LTD
Mercury Press and Media LTD

Esta última vez fue demasiado, y no tuvo mejor idea que jugarle una broma para enseñarle lo que ocurre si no es capaz de levantarse a ayudar, aunque sea de vez en cuando.

Para eso, pegó una de sus uñas falsas a su dedo índice y luego ese dedo lo pegó a uno de sus pezones. Todo mientras que dormía profundamente. Pero eso no fue todo. Decidió grabar el momento en que Craig despertó y vio con horror como su mano estaba inusualmente cerca y tiesa sobre su pecho.

“Acarreé a este niño durante 9 meses, fue como que pagara. Estuve toda la noche dándole de comer y cambiándole pañales hasta que se durmió. Craig estaba ahí como si nada durmiendo. Cuando dejé a mi hija durmiendo me quedé en la cama despierta y aburrida,” le contó a Daily Mail.

Mercury Press and Media LTD
Mercury Press and Media LTD

“Vi el pegamento y las uñas postizas en mi mesa de noche así que decidí pegar una en su mano. Era una buena idea. No se movía así que seguí con mi plan y pretendí que lo abrazaría para poder pegar su dedo a su pecho”.

Craig despertó a las 8 de la mañana ese sábado con los gritos de Kylie anunciando que Stevie necesitaba comer. Al notar que no puede moverse, mira hacia abajo y claro, ve el pegamento.

Mercury Press and Media LTD
Mercury Press and Media LTD

“Cuando despertó no sospechaba nada. Se notaba que pensaba ‘ayuda estoy atrapad’. Le dije que moviera su mano y no podía. Estuvo así como dos horas. No podía moverse porque su dedo ademas estaba pegado a sus vellos”.

El problema es que ninguno de los dos podía despegarlos pero con acetona finalmente lograron despegar todo. “Nos demoramos 45 minutos en despegarlo y me decía que la acetona hacia que le ardiera la piel”.

Mercury Press and Media LTD
Mercury Press and Media LTD

Al menos el plan funcionó: ahora Craig se levanta más seguido a cuidar de los niños.

Puede interesarte