Por Kat Gallardo
31 julio, 2017

La verdad tras esos mentirosos tutoriales en Youtube.

Desde la antigüedad hay rasgos con los que el ser humano no nació pero que le encantaría tener. Si bien hace varias décadas atrás los métodos que se utilizaban para lograrlo eran tan dolorosos como ineficaces, hoy la historia es distinta. Un paso por el quirófano, reposo y se acabó.

La última tendencia en cirugía plástica es la «dimpleplastía», que en realidad no es más que hacerse “hoyuelos” en las mejillas. Estos pequeños hoyitos siempre han sido considerados un atractivo físico adorable, pero desde que diversas celebridades que cuentan con ellas han ganado notoriedad, los procedimientos han ido en aumento. 

A post shared by Miranda (@mirandakerr) on

Ariana Grande, Harry Styles o Miranda Kerr han marcado la pauta para todos quienes quieren lucir más angelicales o con un rasgo “exótico”. Pero tener lo que la naturaleza no te dio es caro. El valor de esta cirugía comienza en mil dólares, para un procedimiento por lo general seguro.

❤️❤️❤️

A post shared by Miranda (@mirandakerr) on

La operación dura menos de una hora y sólo se requiere anestesia local. Así de rápido se puede obtener un look angelical y alegre, aunque como toda entrada a pabellón, hay que considerar los riesgos.

Se realiza una pequeña incisión en la mejilla, por dentro de la boca y tus hoyuelos están listos. ¿El problema? El primero es que no durarán para siempre. Durarán entre 2 a 3 meses, tras lo cual las pequeñas grasitas se volverán a acumular en la zona. Y como si fuera poco, durante este tiempo, ¡tendrás hoyuelos para siempre!

Como no serán naturales, no se formarán sólo al sonreír, sino que estarán contigo todo el tiempo. Algo así como hoyuelos estáticos. Entonces no sé… ¿valdrá la pena realmente? Para pensar.

Puede interesarte