Por Alejandro Basulto
4 junio, 2020

Fueron atrapados por oficiales del ejército el mismo día en que Italia abrió sus fronteras tras bloqueo por el COVID-19.

Italia llegó a ser en un momento el país más afectado del mundo por el COVID-19, golpeando fuertemente en las ciudades que se encuentran al norte del territorio. De hecho, actualmente, a pesar de no estar tan mal comparativamente hablando a como estaba antes, hoy los herederos del Imperio Romano cuentan con más de 233 mil casos de personas contagiadas y más de 33 mil víctimas fatales a raíz de la pandemia del coronavirus. Pero lo peor ya pasó, por lo que hasta, hace poco en Italia abrieron por primera vez sus fronteras tras el cierre sanitario.

Reuters

Lo que ha dado espacio para que lleguen diferentes turistas para conocer el escenario en que se encuentra este país post pandemia. Debido a que a través de muchos videos y fotografías, se habló de extraños sucesos naturales que estaban ocurriendo a raíz de las cuarentenas implementadas en las distintas ciudades. Como los animales que se empezaron a ver en el Gran Canal de Venecia, llegando a saberse de medusas y de hasta pulpos que debido al agua cristalina podían observarse sin muchos problemas.

Newsflash/Augusto Maurandi

Pero con la apertura de las fronteras, hubo turistas que llegaron a este país sin tener en cuenta sus reglas. Como ocurrió con dos hombres alemanes, que tal vez atraídos por las ahora más limpias aguas del Gran Canal de Venecia, decidieron darse un chapuzón bajo el emblemático Puente de Rialto. Siendo grabados en aquella infracción por Augusto Maurandi, un italiano que justo en ese momento pasaba en un bote junto a estos turistas.

Finalmente, se le informó al par de nadadores que nadar en el canal está totalmente prohibido, junto con que después se supo que ambos fueron atrapados por oficiales del ejército, tras hallárseles descalzos y con sus shorts de baño. Se les dijo que se vistieran y fueron multados con una multa de más de 500 dólares estadounidenses cada uno. Curiosa anécdota que ocurre tras que tres aeropuertos de Italia, los de Roma, Milán y Nápoles, reanudaran las llegadas internacionales.

Puede interesarte