Un hombre brillante también puede sufrir maltrato doméstico por parte de su pareja.

El miércoles 14 de marzo fue un día triste para el mundo entero. Un grande dejó este mundo con un legado inmenso para todos nosotros. Stephen Hawking fue ejemplo de supervivencia y resiliencia que lo llevó a ganarse el cariño y admiración de muchos. Pero pocos saben la historia de amor horrorosa que vivió el astrofísico junto a su segunda esposa.

A los 21 años Stephen Hawking conoció a Jane Wilde, el primer amor de su vida en Oxford, Reino Unido. Semanas después le diagnosticaron esclerosis lateral amistrófica (ELA) y le dieron máximo 3 años de vida. A pesar de la incertidumbre la escritora quiso seguir adelante con el astrofísico y tuvo 3 hijos con él. El matrimonio duró 26 años.

GTRES

Después dio inicio a la tortura de una década que vivió con su segunda esposa: Elaine Mason.

Es quizás uno de los grandes enigmas en la vida del autor de Breve historia del tiempo. Conocida como “el monstruo” o “la pesadilla”, nadie se explica por qué el astrofísico se enamoró de su enfermera personal que acabó siendo su segunda esposa. Elaine Mason lo manipuló, humilló, maltrató y golpeó por 10 largos años.

Metro

La tormentosa relación con Mason, lo dejó varias veces en el hospital. En una de esas, cayó por una neumonía y ahí la verdad salió a la luz: descubrieron que tenía moretones, cortes y quemaduras que por cierto, eran difíciles de ocultar. Hawking jamás lo aceptó.

Fue su hijo quien tuvo que denunciar los hechos. Tras 11 años de maltratos ocultos de la enfermera hacia el astrofísico, la pareja se divorció.

Los hombres también son víctimas de violencia por parte de sus parejas y son pocos los que se atreven a denunciar el hecho.

Thinkstock

¿Por qué los hombres no denuncian?

La BBC en el 2016, hizo un informe sobre la violencia silenciosa que sufren los hombres alrededor del mundo.

En México ha sido difícil investigar sobre este problema. “Imaginemos que un hombre llega a declarar que fue victimizado por su mujer. Es prácticamente imposible. Sería ridiculizado, se mofarían de él”, declara Nelia Tello, académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al medio británico.

Aunque en México igual hay denuncias que equivalen a un 2%. La profesora estima que “entre 7% y 10% de hogares ocurre este problema“.

Carabineros de Chile en el 2013, informó que las denuncias de hombres sobre agresiones por parte de sus parejas mujeres, aumentaron un 17% entre 2010 y 2012. De 17 mil casos, subió a más de 20 mil. 

En Perú, un estudio del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, arrojó que de un total de 1.037 personas heterosexuales, el 19,2% sufrió alguna agresión física por parte de su mujer, el 5,7% psicológicamente, el 19,4% psicológica y físicamente y el 55,7% no cometió agresión. 

En Colombia, un estudio de Medicina Legal,  publicado por el periódico El Tiempo, estimó que en el 2016, 6.898 hombres fueron heridos por sus parejas.

Thinkstock

En España, no hay datos recientes sobre violencia de género hacia los hombres, pero un informe sobre violencia doméstica del Consejo General del Poder Judicial del 2011, estima que 1408 hombres que equivale a un 25% de la muestra, denunciaron ser agredidos por sus parejas.

En Reino Unido, el índice de homicidios publicado en febrero de 2016, registró que entre marzo de 2014 y marzo de 2015, “hubo 6,5% de mujeres y 2,8% de hombres que reportaron haber experimentado algún tipo de abuso por parte de su pareja. Esto equivale aproximadamente a 1,1 millón de víctimas mujeres y 500.000 víctimas hombres”.

En Estados Unidos, en 2010 se llevó a cabo la encuesta nacional sobre violencia sexual y de pareja  que en una muestra de 9.086 mujeres, y 7.421 hombres encontraron que “cerca de 1 de cada 4 mujeres (el 24,3%) y 1 de cada 7 hombres (el 13,8%) han sufrido violencia física grave por parte de una pareja íntima “.

En Canadá en el 2014, la misma proporción de hombres y mujeres reportaron signos de violencia en sus relaciones. El estudio arrojó que “alrededor de 342.000 mujeres y 418.000 hombres” confesaron los abusos que sufrían.

¿Cuáles son los rasgos de un hombre que sufre violencia?

Los síntomas presentes en hombres o mujeres violentados, suelen ser más menos similares.

La baja autoestima, poca validación en sí mismos, no sabe salir de la relación, idealiza o sobrevalora a su pareja, a menudo se distancian de sus familias o amigos y  presenta síntomas de estrés, ansiedad, problemas somáticos como dolores de cabeza, o estómago.

Puede interesarte