Ese hombre no podía creer a quién tenía en frente.

En el mundo, muchas personas nacen sin saber quienes son sus verdaderos padres. Algunas veces, por el abandono, u otros, porque los procesos de adopción, muchas veces son sin saber la verdadera identidad biológica de una persona. El chico de esta historia fue uno de esos tantos bebés que recibió el cariño y amor de una familia, que a pesar de no tener un lazo sanguíneo, los quería más que nadie en el planeta. 

Cuando este Elijah Thomas cumplió la mayoría de edad, quizo cumplir su gran sueño; conocer a sus consanguíneos, a los 18 años, conoció a su madre y años más tarde llegó a la puerta del hombre que sería su padre biológico.

Autor Desconocido, ayúdanos a encontrarlo

La tarea de conseguir ver, al hombre que biológicamente era su padre, no fue una tarea fácil para este chico. Ni sus padres adoptivos, o su madre biológica estaban de acuerdo con que viajara en su búsqueda.

Autor Desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Cuando cumplió 23 años, motivado por un grupo de amigos y personas cercanas a él, viajó hasta Atlanta en Georgia para conocer a su padre.

“Nunca lo he visto, el tampoco a mí. No sabe que estoy aquí, pero voy a tocar la puerta” declaró en el video de su historia.

Esto fue lo que resultó de ese encuentro que es bastante emotivo.

¿Qué opinas sobre esta historia?

Te puede interesar