Por Alejandro Basulto
9 septiembre, 2019

Para ser un buen profesor no solo se requiere saber de lo que se enseña y tener una formación pedagógica, sino que también ser creativo y lograr captar la atención de los estudiantes.

Ser profesor es uno de los trabajos más sacrificados e importantes del mundo. Debido a que se necesita dedicación y sacrificio para lograr mantener en orden y atentos a lo que se enseña, a hasta más 40 estudiantes, que en muchas ocasiones, preferirán mil veces más hablar, reírse y jugar, que aprender lo que se está pasando en el aula. Y también es un trabajo importante y fundamental en cada civilización, debido a que a cada uno entrega las herramientas necesarias para llevar adelante sus proyectos de vida.

@el_profe_chido

Un ejemplo de un profesor dedicado y que además, por sobre todo, es creativo, es el caso de Carlos Rodriguez, un maestro de la escuela primaria Centenario de la Revolución Mexicana, ubicada en Nueva León. Ya que este docente, por algo es conocido como el «profe chido», debido a que no solo parece tener las habilidades y conocimientos pedagógicos necesarios, sino que también posee una capacidad para innovar que logra hacer de cada sesión en el aula, una verdadera atracción para sus pequeños estudiantes.

Y un ejemplo de aquello, es cuando recientemente sorprendió a sus estudiantes, convirtiendo el aula de clases en un escenario de Super Mario Bros. Estaban los hongos, los koopa, las estrellas, las monedas y ese tubo verde que permite transportarse a otro escenario. Un trabajo notable, que él mismo hizo al notarse como estaba pintada la muralla a mano. Sin duda alguna muchos estarán esperando que después haga uno de las nuevas versiones de Mario Bros, para que además en esa ocasión incluya el efecto 3D para hacerlo aún más divertido.

@el_profe_chido

Para mejor, la pared pintada a lo Mario Bros, no fue lo único con lo que recibió el «profe chido» a sus estudiantes. Debido a que también agregó una manta con los colores del arcoíris entrando al salón, donde se podía leer el mensaje: «Bienvenido, si algo he aprendido de los videojuegos, es a superar obstáculos». Un detalle que será inolvidable para estos pequeños estudiantes, a pesar de que posiblemente, más de alguno habrá preferido una ambientación estilo Minecraft o Fortnite.

Puede interesarte