Por Andrea Araya Moya
17 mayo, 2017

“¿De verdad está haciendo eso?”.

Normalmente cuando compras comida en la calle, como patatas fritas, hot dogs, tacos, entre otras cosas, esperas que alguien te atienda amablemente y luego disfrutes de ese alimento que tanto querías. Sin embargo, alguien se topó con un panorama distinto y hasta decidió grabarlo para difundirlo en las redes sociales.

En Puerto Montt un hombre vendía sopaipillas (masa frita) en su carrito en la calle. Pero, al parecer, quiso romper la rutina y dejar entrar a una mujer para que le realizara sexo oral mientras él estaba dentro del carro. Sí, como leíste.

Y lo más gracioso de todo es que el hombre creyó que nadie lo vería.

SoyChile.cl

Alguien que pasaba por el lugar fue testigo del momento y no dudó en grabarlo todo. Aunque también fue hasta la policía para hacer una denuncia por el hecho, lo que provocó que el carro de comida rápida fuera retirado del lugar.

SoyChile.cl

Según afirmó el sitio Soy Chile, el dueño del carrito tendrá prohibición de seguir trabajando en otro lugar de la ciudad debido a su conducta.

Definitivamente fue algo que no pasó indiferente para nadie.

Y tú, ¿qué opinas?