Por Alejandro Basulto
9 julio, 2020

Finalmente, para tranquilidad y alegría de muchos, todo salió bien, nunca fue picada. Bethany Karulak-Baker, la modelo, es apicultora, así que algo sabe.

El embarazo debe ser uno de los momentos más hermosos de las mujeres y los hombres transgénero. Para muchos es una etapa inolvidable, de mucho amor y cariño, como también, de hartos sacrificios. Una mujer embarazada debe estar bajo atentos cuidados, ya que su condición, significa un tipo de alimentación diferente, además de las dificultades y molestias que puede ocasionar el feto en el vientre. A pesar de todo lo bello que es este proceso, es también muy complejo y agotador. Pero el final, lo vale todo.

Bethany Karulak-Baker | Facebook

El momento en que nace un hijo debe ser uno de los más queridos por todo papá y mamá. Y con Bethany Karulak-Baker, madre estadounidense de dos hijos, no es la excepción. Ella actualmente se encuentra embarazada, contenta y esperanzada, tras haber sufrido previamente un aborto involuntario en el año pasado.

Bethany Karulak-Baker | Facebook

Por eso en esta ocasión, llevando otra vida en su vientre, decidió realizarse una impactante sesión de fotos de maternidad, en la que en su gran barriga de mujer embarazada habían miles de abejas. A pesar de que según ella misma, es alérgica. Lo que le valió ser blanco de muchas críticas. A las que respondió.

«Está abundantemente claro que la gente en internet no sabe que soy un apicultora comercial con una colmena de observación directamente en mi salón para la visualización de una colonia en vivo. Fundadora de una juventud local sin fines de lucro sobre la protección de los polinizadores, Salvando las abejas y convirtiéndoonos en apicultores, entre otras cosas orientadas a las abejas (…) Como todos ustedes bien saben, no me importa cómo soy percibida por el ejército ilimitado de guerreros de sillón menospreciando y criticando cada pequeña cosa que pueden tener sus ojos al frente. Me han picado mil veces y he lidiado con mucho en mi vida… estas cosas sin sentido son como besos de mosca para mí»

– escribió Bethany en una publicación en su Facebook.

Bethany Karulak-Baker | Facebook

Bethany Karulak-Baker nació en Texas y vive actualmente en Steamboat Springs, Colorado, teniendo actualmente 37 semanas de embarazo, de quien sería su tercer hijo. Es fundadora y directora gerente de Bee the Future, una organización sin fines de lucro en pos de las abejas. Y antes de que naciera su bebé, quiso realizar esta polémica sesión de fotos.

«No me picaron una vez (…) La reina está atada a mi vientre dentro de una jaula. Acabamos arrojando las abejas sobre mí (…) No se preocupen, esto fue aprobado por mi médico (…) Esta no es solo una foto de una mujer con abejas en su vientre (…) Hace aproximadamente un año, sufrí un aborto involuntario extremadamente traumático. Estaba hospitalizada, con el corazón roto, llena de culpa y angustiada (…) Unos meses después, volví a quedar embarazada. En lugar de aceptar nuestro nuevo milagro, recuerdo sentirme confundida y aprensiva. A medida que pasaba el tiempo, bien entrado el segundo trimestre, supe que no podía contarle a nadie sobre el embarazo por temor a un aborto involuntario repetido. ¿Cómo explicaría la pérdida de nuevo?»

– dijo también la apicultora.

Bethany Karulak-Baker | Facebook

A pesar de las críticas y ataques que ha recibido en redes sociales por su riesgosa sesión de fotos, Bethany está feliz por lo que hizo, y asegura que siempre estuvo tranquila debido a su experiencia con estos insectos. «Mi única esperanza es que algún día mis hijos vean esta foto y vean a la guerrera dentro de mí», se confesó al final, demostrando que era algo que ella necesitaba hacer para sentirse bien consigo misma.

Puede interesarte