Por Rocío Valenzuela
24 marzo, 2016

Muchas sonrisas por un poco de esfuerzo.

Una antigua organizadora de bodas, Jennifer Grove, encontró a través de ese trabajo una maravillosa manera de ayudar a los que más necesitan alegría. Decidió fundar «Repeat Roses» una organización sin fines de lucro que se encarga de recolectar los cientos de flores que sobran de los matrimonios, para guardarlas y llevarlas a asilos de ancianos o lugares donde puedan llevar alegría.

El servicio es entregado para todo Estados Unidos y se encarga de llevar las flores a lugares de todo el país.

1.1
Repeat Roses

Según comentan en su página de Facebook: «Trabajo en equipo. Así es como cerramos el ciclo. La reformulación de las bodas y arreglos de eventos con el propósito de compartir la alegría de las flores con otros; luego, la recuperación de las flores para el compostaje con el fin de desviar los residuos de los vertederos. Gracias a todos los miembros del equipo a través de la red y feliz día de la primavera».

Luego de un evento tan grande como una boda hay muchas cosas que se deben tirar a la basura que aún están en excelente estado. No sólo las botellas de vidrio y plástico, sino que la comida, las flores, los arreglos de decoración, servilletas y mucho más. Todo va a la basura. Jennifer nos enseña con su iniciativa, que todo puede ser reciclable para un fin mucho más grande.

¿Y tú, qué opinas de Repeat Roses?

Puede interesarte