Por Isidora Fuenzalida
26 octubre, 2020

Muchas personas le dijeron que era valiente y lo aplaudieron. Él solo buscaba un poco de apoyo en tiempos difíciles.

A veces la buena suerte toca nuestra puerta. Pero hay veces en que la mala le bloquea el paso, y es ella quien entra a nuestro hogar. Edmund O’Leary, un hombre de 51 años, de Epsom, Surrey, en el Reino Unido, ha estado sin trabajo durante 18 meses. Anteriormente era trabajador en la salud mental y también ha trabajado en ventas, viajes e ingeniería en televisión.

Hace unos días, el hombre admitió haber “tocado fondo” durante el encierro por la pandemia del COVID-19.

“No estoy bien. Siento que he tocado fondo. Por favor, tómate unos segundos para saludar si ves este tweet. Gracias”.

–escribió O’Leary en su Twitter

Desde que realizó esa descarga personal en la red social, ha recibido más de 100.000 comentarios y 300.000 aplausos.

Días después de su publicación y el recibimiento que obtuvo, apareció en el programa de ITV “This Morning” y se abrió sobre lo que motivó su post, diciendo que “el viernes me sentí muy deprimido y aislado y tengo un amigo en Twitter que escribe cosas similares. Pensé que si funcionaba para él, podría funcionar para mí”. Definitivamente sí le funcionó.

Daily Mail

Entre las miles de respuestas se encontraban la de periodistas, activistas de la salud mental y actores, todos deseando que Edmund se recupere. En una entrevista con The Sunday Times dijo que quería “ser honesto” en las redes sociales sobre cómo se sentía.

“La mayoría de los días son realmente basura. Y ayer fue otro día en el que me sentí muy mal. Este año ha sido absolutamente horrendo. Mi salud mental ha recibido un gran golpe”.

–señaló en la entrevista con el periódico británico–

Edmund vive solo, está divorciado y asegura no tener mucho apoyo  familiar. El hombre esperaba ver a su hijo Patrick, de 22 años, graduarse en la universidad y llevar a su otro dijo Connor a Dublín para empezar el doctorado, pero no pudo hacer ninguna de las dos cosas debido a la pandemia y el encierro.

Twitter

Edmund ahora está animando a otras personas en una situación similar a que se acerquen si necesitan ayuda o apoyo. Él quiere ofrecer la ayuda que recibió de parte de desconocidos.

Puede interesarte