Por Macarena Faunes
20 agosto, 2019

Cada una se despidió de su enamorado en un obituario, los que fueron publicados en la misma página del diario. Infierno chico, pueblo grande dicen por ahí, y vaya que es verdad.

La mentira tiene piernas cortas y aunque pienses que puedes ocultar un secreto hasta el fin de los tiempos, estás muy equivocado. Tarde o temprano la verdad sale a la luz, por lo que si ocultas algún asunto inapropiado por ahí, te recomiendo que lo aclaras inmediatamente. No te vaya a pasar lo que le sucederá a las siguientes protagonistas, quienes se llevarán la peor sorpresa de sus vidas. Pueblo chico, infierno grande dicen por ahí, y vaya que es verdad.

Dos mujeres se conocerán por primera vez en un funeral. ¿El problema? Es el de su enamorado. Sebastián Eduardo Oyarzún Aravena falleció el viernes 19 de agosto en la ciudad de Valdivia, Chile, y su obituario fue publicado dos veces en la misma página del Diario Austral. El primero por su esposa y el segundo por su «amante». Ambas se verán las caras en el entierro del quien fue el amor de su vida y no tienen idea de la existencia una de la otra.

Diaro Austral

La mujer oficial de Sebastián comunicó el sentido fallecimiento de su esposo a la comunidad en un diario local.«Con mucha tristeza comunico el sensible fallecimiento de mi amado esposo Sebastián Eduardo Oyarzún Aravena (Q.E.P.D)», publicó.

Diaro Austral

Por su parte, la «amante» fue un poco más efusiva en las palabras que le dedicó a su amado. «Amor eterno: podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse en un instante el mar. Podrá la muerte la muerte cubrirme en su fúnebre crespón. Todo sucederá. Pero jamás se apagará la llama de tu amor en mí», se despidió.

Diaro Austral

Los avisos fueron puestos en la sección y en la misma página, generando la sorpresa de los lectores de los diarios.

En pareja.

Al parecer, Sebastián vivió una doble vida. Tenía dos familias al mismo tiempo. La que constituyó con su esposa y la que realizó con su amante.

En pareja.

La imagen se viralizó por redes sociales, generando el asombro de los usuarios de internet. «Parece que habrá una guerra en el funeral», «estas mujeres se llevarán el asombro de sus vidas», «este hombre llevó durante años una doble vida», fueron algunos de los comentarios.

En pareja.

Tanto su esposa como la amante se llevarán la sorpresa de sus vidas en el funeral de quién pensaron, era el amor de su vida. Ambas estaban completamente seguras de que eras las únicas y pues, no lo eran. Si Sebastián pensaba que podría llevarse esta gran mentira hasta la otra dimensión, estaba muy equivocado. Las aventuras amorosas siempre se saben.

Puede interesarte