Por Fernanda Saide
3 marzo, 2017

Eres más importante para él de lo que crees…

Clásico, estás durmiendo plácidamente, y a eso de las 4 de la mañana un peludo ser se sube a tu cama y se acomoda tranquilamente junto a ti. En el momento lo detestas un poco por despertarte, pero la verdad es que mueres de amor porque tu gato lo único que hace es buscarte cada noche para acompañarte. 

La verdad es que hay 2 razones específicas que explican por qué tu gato adora tanto dormir contigo, y a mí me hacen total sentido.

1. Seguridad


Los gatos escogen un lugar en el que se sientan seguros y cómodos, sobre todo al momento de dormir, que es cuando se sienten más propensos. Y para eso, qué mejor que la cama grande y fuerte de su dueño.


2. Buscan calor


Por lo general cuando son apenas unas crías, duermen con sus hermanos abrazados para no pasar frío y dormir plácidamente.

A medida que van creciendo ya se ponen más independientes y les gusta estar solos.

Pero tranquilo, que si es un gato de casa, y lo acostumbras desde pequeño a ser regalón, no tendrás problemas. Seguirá queriendo abrazos pero ya no de sus hermanos, sino tuyos.

¿Tienes sientes identificado con tu gatito?

Puede interesarte