Por Elena Cortés
1 enero, 2017

Algunos la llamaban “una total indecisa”.

El modelo “convencional” de una mujer es llegar a cierta edad, casarse y formar una familia. Aunque hoy en día se lucha mucho más contra este estereotipo, hace muchos años atrás era la misma historia. Las personas te juzgaban por ser “soltera” y el típico cliché de mujer con gatos y sin marido. La historia de Mary Landon Baker me inspiró muchísimo y hoy se las contaré a ustedes.

Mujeres, siempre les escribo en mis notas una frase repetida que es que nosotras somos independientes, fuertes, luchadoras y podemos hacer con nuestra vida lo que queremos. Si tu decisión personal es dejarlo todo y simplemente viajar por el mundo, hazlo. Los sueños tienen que cumplirse y se logran si tú lo deseas así. Nadie puede juzgarte por las decisiones que tú tomes… ¡recuérdalo!

Todos conozcan a la bellísima Mary Landon Baker, una mujer que recibió 65 propuestas matrimonio y las rechazó todas.

THE NEW YORK TIMES

La historia de esta bella estadounidense comenzó en 1920. Ella estaba comprometida con un hombre llamado Alister McCormick y es a quien dejó en el altar porque se dio cuenta que lo quería realmente era descubrirse a sí misma, viajar por el mundo y ser libre y feliz. Muchos la criticaron ya que el hombre le había prometido una vida llena de lujos y estabilidad. Pero, nada la llenó… “ni el anillo de más de 100 mil dólares, ni la casa, ni el apellido”. 

Según The New York Times, a Mary la habían tildado de “novia tímida” y algunos otros “una total indecisa”.

Se supo también que estuvo en una relación con un Lord inglés, un príncipe irlandés y un hombre millonario español. Se relacionó con el actor Barry Baxter, quien sufrió un colapso psicológico cuando le llegaron los rumores de que Mary se iría a Londres a “casarse con otro hombre”.

La relación más “apasionada” que sostuvo fue con un diplomático yugoslavo con quien estuvo brevemente comprometida también. 

Esta mujer pasó su vida viajando, saliendo con quien ella quisiera y aunque para esas épocas una fémina de “ese estilo” haya sido muy criticada, Mary nos demostró que si tú quieres hacer algo, simplemente tienes que ponerle las ganas y ya.

Mary decidió emplear su vida en ir a fiestas, bailar con princesas rumanas, conocer otras culturas, enamorarse, desenamorarse, madurar, y ser libre.

Cuando se le cuestionó en algún momento el por qué no se había casado, ella respondió lo siguiente:

“No me casé porque no encontré al hombre correcto, en el lugar y momento adecuado. La verdad es que nunca he estado enamorada”. 

-Mary Baker-

Murió a los 61 años en 1961.

-Mary Baker no era tímida, Mary Baker era libre- 

-The New York Times

Un claro ejemplo de que mujeres, no debemos de reprendernos. ¡Hay que ser nosotras mismas y ya! 

¿Qué te parece la historia de Mary?

Te puede interesar