Por Carlos Báez
15 febrero, 2021

“Les digo a los jóvenes que tienen que saber esperar, que la persona ideal siempre va a llegar. Incluso en los lugares menos pensados, mirá yo, conocí al amor de mi vida en las aulas”, cuenta Francisco sobre su historia de amor.

Historias de amor hay muchas y sin duda todas son emocionantes, porque dejan en descubierto como las personas pueden unirse para entregarse el uno al otro, y estos personajes que presentaremos a continuación no se quedan atrás. Ellos se conocieron en diferentes circunstancias de la vida, pero el destino se encargó de juntarlos. Él es Francisco Llamas, un abogado y docente que en aquel tiempo era un profesor del curso probatorio y ella Amada Aguilera, una estudiante joven con el propósito de incorporarse a la carrera de Notariado.

Las aulas vieron sus ojos cruzar miradas por primera vez, y ninguno de los dos presagiaron que serían marido y mujer en unos años más. Una historia que le hace honor al “día de San Valentín” que se ha celebrado recientemente en varios países del mundo.

“Nos conocimos en el probatorio para el examen de ingreso para la carrera de Notariado. Yo enseñaba ‘Historias de la Instituciones’. Ella era estudiante. En ese momento jamás me imaginé que unos años después comenzaría una relación hermosa con ella y terminaríamos casados. Y sí, puedo decir que conocí al amor de mi vida en las aulas” 

Francisco Llamas a Crónica, sobre su historia de amor

Foto: Gentileza

Era el año 1999, y la vio por primera vez en los exámenes de ingreso para entrar a una carrera universitaria, ahí no pasaba nada, la relación de alumna y profesor seguía. Sin embargo, unos años más tarde se reencontraron cuando ella se encontraba en cursos avanzados. Él hombre ya no era su docente. Fueron a comer una pizza, una invitación que salió de ella, se desencadenó la química, se conocieron mejor. Esta pasión terminó en una hermosa relación con una boda incluida el año 2004, que al día de hoy tiene como fruto dos hijos.

Pero antes de todo esto, ellos ya se habían cruzado un par de veces, él se percató que lo miraba de otra manera.

“Siempre digo que enseñar es una pasión para mí. Y conocí al amor de mi vida enseñando”, contó el profesor Llamas. “Antes de esa cita para comer pizza nos cruzamos unas veces por diferentes lugares. Yo creo que ella ya estaba enamorada de mí (risas). Yo veía que ella me miraba distinto, yo capté eso, me di cuenta (ríe)”

Francisco Llamas a Crónica, sobre su historia de amor

Foto: Gentileza

Un hombre que es un romántico de la vida, y que constantemente trata de mantener eso. De hecho, le prepara el desayuno en las mañanas antes de ir al trabajo, cosa que él mismo señala que hacen que el amor siempre esté presente.

Una historia que da fe que en algún momento todos podrán encontrar el amor. Incluso, Llamas da algunos tips sobre eso a sus estudiantes.

“Les digo a los jóvenes que tienen que saber esperar, que la persona ideal siempre va a llegar. Incluso en los lugares menos pensados, mirá yo, conocí al amor de mi vida en las aulas. Cuando era mi alumna ni siquiera pensé que ella iba a ser mi esposa, pero obviamente estaba predestinado para que eso ocurra”

Francisco Llamas a Crónica, sobre su historia de amor

Esperamos que esta relación sea eterna, porque se nota que tienen un amor verdadero.

Puede interesarte