Por Fernanda Peña
5 mayo, 2017

Y hoy, en el «top 10» de maneras ridículas de gastar tu dinero…

Hoy en día, la rutina del trabajo y el cuidado de los hijos ha hecho que las personas dediquen menos tiempo a su bienestar. Basta echar un vistazo a los malos hábitos alimenticios y, en especial, a las pocas horas de sueño que concibe un adulto promedio al día. Consciente de todo esto, la cadena de gimnasios David Lloyd de Reino Unido, introdujo esta semana un nuevo y polémico servicio:  la clase de «Nap-ercise».

Everyone excited for their afternoon nap-I mean work out?! www.snorgtees.com #napercise #nap #naps #zzz

A post shared by Snorg Tees (@snorgtees) on

Se trata de una clase para adultos que dura 60 minutos, de los cuales, mínimo 45 son destinados al «sueño ininterrumpido». El gimnasio promete una atmósfera adecuada para obtener el efecto reparador del sueño: «vigorizar la mente, mejorar los estados de ánimo e incluso (extrañamente) quemar calorías».

Al inscribirse en la clase de «Nap-ercise», el gimnasio proporciona al dormilón participante su propia cama, una manta y una máscara para los ojos.

Work today. Photo shoot for #DavidLloyd #NapErcise. #actor #model #fitness #sleep #whatisthis?!

A post shared by Tom Quinn (@iamtomquinn) on

La pregunta es,  ¿La gente literalmente pagaría por ir a dormir en cuarto con extraños? Al parecer sí…

Sign me up #napercise

A post shared by Rose, 25, Wales ♡ (@finding_rose) on

La clase termina con 15 minutos de estiramiento que serían el punto clave para la pérdida de calorías.

El nuevo servicio está en periodo de prueba en una sola sede del gimnasio. El auge determinará si se implementa en las demás sedes.

Y tú, ¿pagarías por ir a dormir al gimnasio?

 

Puede interesarte