Por Camila Cáceres
12 enero, 2017

Lo siento, ciencia, pero todo tiene un límite.

A vista de las hambrunas que continúan azotando zonas del mundo, un grupo de chefs y científicos de Dinamarca se unieron para crear una dieta saludable y que pueda sustentarse a lo largo y ancho del mundo. “En este momento, la gastronomía de buena calidad y autosustentable sólo se la pueden permitir las personas que tienen acceso a lujos. Queremos que la buena comida llegue a todos. Ese es nuestro objetivo principal”, declaró Roberto Flore, uno de los miembros de The Nordic Food Lab (“El Laboratorio Nordico de Comida”) con base en la Universidad de Copenhagen.

Las conclusiones de este grupo alarman hasta al más abierto de mente y lo digo como una persona que ha comido beongdegi, un plato coreano hecho de larvas: ¡Viscosos, pero sabrosos!

Todo tiene un límite.

La sangre probó ser un útil reemplazo para los huevos, evitando la salmonela y alergias varias, además de ser extremadamente rica en hierro.

Hay que admitir que el pastel hecho durante la experimentación luce INCREÍBLE y, hey, las salchichas de sangre son bastante comunes en el campo. No es gran cosa, ¿verdad? También hay gente que gusta de comer cerebros con la misma proporción de niños que disfrutan de comer brócoli. No es común, pero no es raro.

Los insectos son más “peculiares” para el paladar occidental, pero la cantidad de beneficios que traería agregarlos a nuestra dieta son difíciles de debatir. Tienen muchísimas proteínas y minerales. ¡Y se pueden preparar con chocolate!

¿Pero caca?

¿En serio?

Su argumento es que el excremento de todo animal conserva una cantidad de material útil: Proteinas no absorbidas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales, e incluso encimas. Las crías de elefantes, hipopótamos, koalas, conejos y pandas comen de la materia fecal de sus madres para introducir microbios útiles a sus sistemas digestivos.

Y en Indonesia ya se produce el Kopi Luwak, uno de los cafés más exclusivos y, según los más atrevidos, delicioso del mundo, con venta principalmente en Japón y Estados Unidos.

Este café se produce alimentando a civatas indonesias con granos de café y luego de su viaje por los intestinos del animal, se recoge y tuesta así tal cual.

Siempre me pregunté qué cosa no haría por amor ni dinero y creo que esta “dieta” puede ser una. ¿Qué te parece a ti?

Puede interesarte