Por Kat Gallardo
5 octubre, 2017

Si te sale uno horrible, al menos siempre tendrás la ciencia.

El Tarot, los signos, el misticismo, predecir el futuro… no logro identificarme. ¡Lo siento! Sé que a muchos les interesa de verdad y creen en eso fielmente; los respeto mucho, es sólo que no todos podemos creemos en lo mismo. Aunque para ser honesta, mi no-creencia está en paz, hasta que el destino y las videntes me presentan desafíos.

Cuando una vidente logra predecir algún hecho importante, ya sea porque lo logró de verdad o es sólo una simple coincidencia, quedo desconfigurada. Sé que todo tiene una explicación lógica y para esos hechos no encuentro ninguna, por ende, mi mente corre en círculos.

Es por eso que cuando afirmo creer o no creer en algo, tampoco me creo a mi misma. Los pensamientos rígidos están pésimo. Soy de la idea de respetar siempre las ideas de todos (aunque las encuentre una estupidez) y creer en cosas, en la medida en que… me convengan.

Por lo mismo, leo absolutamente todas las predicciones de horóscopos que ni siquiera son mías y luego, me robo la que más me gustó, sin importar el signo. Pero bah, esa soy yo y mi locura. Hagan caso de lo que escribo y no de lo que hago, por favor.

Y lo que escribo ahora es este método con el que descubrí que mi arcano del Tarot era La Templanza. De acuerdo a eso, debo trabajar en el autodominio, autocontrol, el equilibrio, la moderación, el dar apoyo, la amistad, la regeneración. Y ¿QUÉ COMES QUE ADIVINAS? Creo que es absolutamente cierto.

Así puedes ver en qué debes trabajar tú:

1. Separa tu fecha de nacimiento por dígitos. Por ejemplo, si naciste el 3 de octubre de 1967, tienes que dejarlo en: 3+1+0+1+9+6+7


2. Esa suma te dará un dígito. En el caso del ejemplo es el 27


3. Sólo son 22 arcanos en el Tarot, por lo que si la cifra que te da es mayor a 22, debes reducirla. Eso lo haces sumando el resultado anterior. Ejemplo: 2+7=9. Con este número sabremos que tu arcano es el 9


4. Si la primera cifra te da un número menor de 22, ya tienes el número de tu arcano y no necesitas hacer el paso anterior


5. Con ese número listo, revisa cuál es tu arcano y en qué debes trabajar para tranquilizarte:

1 – El Mago: El poder absoluto, la idea que todo está en sus manos, que tiene todas las posibilidades de elección. El convencimiento.

2 – La Sacerdotisa: Símboliza la madre, posibilidad de concebir, una persona prudente, reservada, no dice todo lo que sabe,

3 – La Emperatriz: La síntesis y la armonía entre el espíritu, la mente, el equilibrio y la emotividad.

4 – El Emperador: El poder terrenal y temporal, lo material, que el hombre con sus conocimientos puede utilizar para sacar beneficios materiales.

5 – El Papa: La obediencia al poder y la voluntad divina, de respeto al orden, la transmisión de las leyes universales al mundo. Significa que lo que pasa, es lo que viene marcado por el destino

6 – El Enamorado: El amor, la pareja, las relaciones afectivas, anuncia boda, consecución de las relaciones, afianzamiento, anuncia hijos.

7 – El Carro: El éxito, el poder, los viajes, los desplazamientos, posición social, persona de alto rango, la acción, amigos a su alrededor, fuerza y energía.

8 – La Justicia: El equilibrio, la equidad, el rigor, la justicia. Lo único negativo de esta carta es la falta de dinamismo y rapidez. Todo es posible, todo es posible a largo plazo.

9 – El Ermitaño: El ermitaño, el asceta, el guía, el estudioso, el erudito, el buscador. También representa la soledad, la reflexión, la prudencia, el estudio.

10 – La Rueda de la Fortuna: Es una carta dinámica, con movimiento, indica rapidez en la consecución de eventos y sorpresas traídas por el destino.

11 – La Fuerza: Suerte, fortuna. Antes de tentar a la suerte, se debe visualizar esta carta, ya que da suerte.

12 – El Colgado: El altruísmo, el desinterés por las cosas del mundo, la ley revelada, el sacrificio, la abnegación. Es un símbolo de iniciación pasiva. La pasividad, momento de impás.

13 – La Muerte: Cambio, transformación, muerte en nuestras vidas de algo, pero no necesariamente nos anuncia la muerte física. Muchas veces el cambio es positivo, para hacer otras cosas o porque llega otra persona u otro acontecimiento a nuestra vida, que produce un cambio. Anuncia cambios. Nacimiento de nuevas ideas.

14 – La Templanza: El autodominio, el autocontrol, el equilibrio, la moderación, el dar apoyo, la amistad, la regeneración.

15 – El Diablo: Los instintos más bajos, las pasiones, las dificultades en enfrentamientos, las relaciones de fuerzas, las desdichas.

16 – La Torre: Ruptura, destrucción, muerte, problemas y replanteamientos de toda índole por encontrarse en un momento donde las cosas ya no pueden seguir como están. Necesidad de reflexión para eliminar todo lo que no funciona y quedarse sólo con lo que es sólido y nos vale para nuestra nueva etapa

17 – La Estrella: La juventud, la belleza, la suerte, el resplandor, la comunicación, la creatividad, los valores mentales sobre los valores afectivos o sentimentales, buena conexión mental o intelectual, afinidad de ideas, momento de una gran fuerza mental y claridad de ideas.

18 – La Luna: Un periodo de confusión y oscuridad del que debe salir. Arrancarse del pasado y mirar al futuro, necesidad de cambiar y renovarse. Enfrentarse a los problemas, para restablecer el orden natural, a pesar del miedo

19 – El Sol: Exito, felicidad, unión feliz, armonía, amistad, reconciliación, gratificación, tranquilidad y pureza.

20 – El Juicio: El Juicio Final, la hora de diferenciar lo material de lo espiritual. Es la hora del triunfo o del cambio de camino sobre unas nuevas bases positivas. Momento de cambio, de renovación, de reconciliación, aclaración de situaciones, renovación de viejos proyectos…

21 – El Mundo: El mundo coronado con todos a sus pies. Éxito, triunfo, suerte, victoria, realidad, premio, plenitud.

22 – El Loco: El loco, el aventurero, el que deja todo para ir hacia lo desconocido. Para algunos representa la persona que, haciéndose el loco, no lo es, ya que sabe perfectamente a dónde va y lo que quiere, sólo que se lo toma por loco porque se sale de los convencionalismos.

Te puede interesar