Por Constanza Suárez
30 septiembre, 2020

“Estaba buscando activamente formas en las que pudiera retribuir a nuestra comunidad(…) A veces, a nuestra edad, es difícil marcar la diferencia. Cuando golpeó el coronavirus, supe que esta era una forma de movilizar a mis compañeros de estudios para que tuvieran un gran impacto”, dijo Ben Beard.

Una cosa que probablemente nadie pensó el día de Año Nuevo a finales de 2019, es que el 2020 gastaríamos bastante dinero en comprar mascarillas. Debido a la pandemia de coronavirus, se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana y no podemos salir de casa sin asegurarnos de que cada miembro de la familia tenga una para usar. Pero no todas las familias pueden pagar este gasto adicional. Debido a esto, un grupo de adolescentes en Tennessee, Estados Unidos se ha propuesto marcar la diferencia.

Unsplash

Según The Good News Network, un grupo de estudiantes de secundaria en Tennessee, dirigido por Ben Beard, se propuso marcar la diferencia en su comunidad y han recolectado más de diez mil mascarillas para cualquiera que no pueda comprarlas, pero las necesita debido a la crisis del COVID-19.

Ben Beard le dijo a GNN: “Todos estábamos trabajando duro en nuestros estudios, buscando formas de ser voluntarios en nuestras comunidades y tener currículums universitarios completos. Entonces todo se detuvo”. 

Como muchos adolescentes en los Estados Unidos, la vida se paralizó cada vez que comenzó el brote de coronavirus.

Ben Beard

“Estaba buscando activamente formas en las que pudiera retribuir a nuestra comunidad. No solo jugar al juego de verse bien para la universidad. A veces, a nuestra edad, es difícil marcar la diferencia. Cuando golpeó el coronavirus, supe que esta era una forma de movilizar a mis compañeros de estudios para que tuvieran un gran impacto”, continuó el joven. 

Pixabay

Y marcaron la diferencia. Aprender sobre los mandatos obligatorios de las máscaras inspiró a Beard porque sabía que la necesidad de comprar mascarillas sería difícil para muchas personas que ya estaban pasando un mal momento. Así que Beard y su grupo de amigos se enteraron de una organización llamada  Mask Now TN  que tenía una gran necesidad de donaciones de estos elementos y decidieron ayudar.

Tomó un mes y medio, pero Beard y sus amigos se acercaron a tantas personas y organizaciones y pudieron contribuir con 10.000  máscaras a la organización. Los niños compartieron que aprendieron mucho a lo largo de toda la experiencia y aprendieron bastante rápido cómo establecer confianza con sus compañeros donantes. Incluso establecieron una cadena de correo electrónico que mostraría actualizaciones de la entrega de las máscaras a los donantes útiles.

Pixabay

¡Gran hazaña!

Puede interesarte