Por Moisés Valenzuela
6 diciembre, 2018

“Si nuestros hijos pueden leer, pueden sobrevivir”, dijo una madre.

Lo que uno puede encontrar en un libro es mucho: historias fantásticas, hazañas de detectives, cuentos maravillosos, magia, poesía y un largo, larguísimo, etcétera.

Podríamos pasar tardes y noches enteras entre páginas, descubriendo nuevos personajes, aprendiendo un poco y echando a volar la imaginación.

Por eso es tan triste cuando nos enteramos que cada vez la gente, y en especial los niños, leen menos.

Omni-bus

Pero en Arthur O. Eve School of Distinction no se rinde ante esta tendencia y tuvieron una gran idea para fomentar la lectura en sus alumnos: una máquina expendedora de libros.

Sí, de las mismas que sacamos refrescos y comida, ahora también estos pequeños pueden sacar historias y narraciones.

WBFO

La iniciativa fue apoyada por Community Action Organization, quienes compraron la máquina por $2,000 dólares además de pagar otros $1,000 para llenarla de libros.

Luego de tener la expendedora lista, los niños de niveles preescolares hasta 4to grado recibieron “monedas” especiales con las que podían obtener sus textos.

WBFO

La innovadora idea fue aplaudida por mucha gente en redes sociales; tanto, que muchos autores se interesaron incluso por donar sus obras para la máquina.

WBFO

“No nos basamos en el comportamiento ni la asistencia, de modo que todos tengan la oportunidad de recibir un libro. Habrá una rotación mensual de todos los estudiantes “, explicó Parette Walker, directora del establecimiento a WBFO News.

Por su parte, Sharon Belton-Cottman, representante de la Junta Escolar de Buffalo, destacó la importancia de la máquina. “Uno de los mayores problemas que tenemos en este distrito es la alfabetización”, explicó. “Si nuestros hijos pueden leer, pueden sobrevivir”.

WBFO

Pero los más contentos y beneficiados son los pequeños. Ellos sólo tuvieron comentarios positivos y no dudaron en comenzar a sacar sus primeros libros.

“Ahora puedo conseguir libros gratis”, dijo Cameron, estudiante de tercer grado. “Estoy muy emocionado”.

 

Puede interesarte