Por Isidora Fuenzalida
4 noviembre, 2020

Un youtuber entró en la zona de exclusión donde si bien los niveles de radiación han disminuido, sigue siendo un lugar peligroso. Periodistas, científicos y turistas son los que más frecuentan el lugar.

Benjamin Rich, un youtuber de 46 años de Brighton, Inglaterra, decidió visitar la verdadera Zona de Exclusión de Chernóbil y grabarlo para su canal de YouTube, “Bald and Bankrupt”. El viajero inglés comenzó su carrera en la plataforma de videos en 2018, cuando documentó las áreas del subcontinente indio y los estados post-soviéticos.

Dentro de su lista de deseos para grabar un video y hacerlo viral en su canal, emprendió rumbo a Ucrania a comenzar la aventura. La zona de exclusión de Chernóbil es un lugar peligroso, o lo era hasta hace algunas décadas atrás. Está oficialmente declarada como zona de exclusión debido a los altos niveles de radiación, con un radio de 30 kilómetros alrededor de la Central Eléctrica de Chernóbil.

GETTY IMAGES

Rich decidió atravesar el lado bielorruso de la zona de exclusión, caminando y descubriendo las cosas a su alrededor. Gran parte del lugar actualmente es un completo desastre, un terreno llano. El youtuber señaló en su video que se sentía incómodo tocando las cosas que encontraba. La lluvia radioactiva envenenó el suelo y todo lo demás hace más de tres décadas.

Había casas abandonadas y tumbas. Rich caminaba con un cuchillo, en caso de que un oso o un lobo apareciera en el lugar. En su video, explicó que los antiguos habitantes solían cultivas cosas y esto atraía a la vida salvaje y por eso, su precaución.

Bald and Bankrupt

Para su sorpresa, luego de caminar por varios minutos, se encontró con Igor, un habitante de la zona. Pareciera haber pasado toda su vida allí. Aunque no es tan peligroso como lo era hace 30 años, no se recomienda quedarse más de lo debido en el lugar.

Igor vive con su madre, una mujer de 93 años, quien es una de los 200 samosely o auto-colonos que regresaron después de la evacuación tras la explosión de la Central Eléctrica.

Bald and Bankrupt

Igor lo invitó a entrar a su casa y conocer a la anciana. Estos dos, no son los únicos residentes del lugar. La zona de 30 kilómetros es el hogar de unos 200 auto-colonos que viven allí y son en su mayoría ancianos cuya edad media es de 63 años.

En 1986, había alrededor de 1.200 de ellos que vivían ilegalmente en el lugar.

Bald and Bankrupt

Las autoridades han tratado de pedirles que abandonen el área, pero con el pasar del tiempo, han dejado de intentarlo. Aceptaron la presencia de los residentes y ofrecen servicios de apoyo limitados. Los funcionarios del gobierno solían ir al lugar y medir los niveles de radiación para determinar si tenían derecho a un pago extra debido al ambiente peligroso. Sin embargo, dejaron de ir cuando la radiación comenzó a disminuir.

De todas maneras, a esta familia compuesta de la madre y su hijo, parece no molestarles la radiación y el aspecto del lugar. Es su hogar.

Puede interesarte