Por Monserrat Fuentes
25 enero, 2019

El argentino Leo Blanco ha gastado $30 mil dólares en procedimientos estéticos.

Desde temprana edad el joven argentino Leo Blanco supo que su misión en esta vida era convertirse en el difunto Rey del Pop, Michael Jackson. Durante la adolescencia comenzó su transformación y no se detendrá hasta convertirse en el mejor imitador de mundo.

Se obsesionó con el cantante cuando era niño y decidió que quería parecerse a su héroe. A los 15 años pasó por el quirófano por primera vez y hoy con 22 años ya acumula 11 cirugías, incluyendo cuatro rinoplastias, aumento de pómulos, tatuaje de cejas, contorno de barbilla, entre otras.

leoblanco1/Instagram
leoblanco1/Instagram

«Yo lo veía, lo escuchaba, lo sentía, sentía su esencia. De una manera u otra se me fue pegando la forma de hablar, los gustos estéticos… Y era muy doloroso para mí tener una imagen tan diferente a la de él«, dijo el joven a Hooked on the Look.

leoblanco1/Instagram
leoblanco1/Instagram
leoblanco1/Instagram

Pese a que ha invertido la gran suma de $30 mil dólares en su imagen, aun no está conforme con su aspecto, pero dice no arrepentirse de ellas porque «cada cirugía es una paso más hacia mi objetivo», dijo el muchacho.

Actualmente se dedica a imitar al cantante a tiempo completo y es tratado como un verdadera celebridad entre los fanáticos de Michael Jackson en Argentina.

B Media
B Media

El chico está tan metido en el personaje, que incluso llama a su hogar «Neverland».

Puede interesarte