Por Valentinne Rudolphy
24 diciembre, 2015

Tanta magia tiene efecto sobre sus lectores.

Sonará extraño, pero leer a Harry Potter tiene sus beneficios. ¿No me crees? Pues un estudio publicado en el Periódico de Psicología Social Aplicada es la fuente tras esta afirmación. No, no es una estrategia de marketing de J.K. Rowling ahora que las adaptaciones cinematográficas se acabaron. De hecho, el documento tiene un nombre bastante particular y adecuado: «La más gran magia de Harry Potter: reducir los prejuicios».

La conclusión fue establecida por un grupo de investigadores que encuestó a un gran grupo de estudiantes. Desde escuela primaria, pasando por la secundaria y también universidad fueron los participantes. La mayoría de instituciones del Reino Unido, pero también algunos de Italia.

Primero se les preguntaba si eran lectores de Harry Potter, de toda la saga, o sólo de algunos libros. Después de eso, si simpatizaban más con el personaje principal, o con el temido Lord Voldemort. Por último, se cambiaba el tema para saber cómo se sentían con respecto a tres grupos estigmatizados en nuestra sociedad: inmigrantes, homosexuales y refugiados.

On to book 4 – Goblet of Fire

A photo posted by @ziba.reads on

Los resultados indicaron una relación entre estos temas. La conclusión principal es que los lectores de la saga son más empáticos y tienen menos prejuicios. En especial mientras más jóvenes eran. Esto se daba exclusivamente con aquellos pertenecientes al «equipo Harry», no Voldemort.

Quienes se sentían identificados con el personaje de Harry tenían esta cualidad, debido a que Harry en sí ya era marginado. Y al mismo tiempo, siempre empatizó con personajes particulares: Dobby, Hagrid, entre muchos más.

En el fondo, el libro transmite este tipo de valores y enseñanzas. Por lo que no es un caso de Harry Potter en particular, sino de cualquier tipo de libros. Justo coincide con que este es altamente popular, y se puede leer en muchas edades.

#christmas2015 #potterhead #HarryPotter

A photo posted by beckie_91 (@beckie_91) on

El estudio dice que «El contacto con personajes ficticios mejora todo tipo de actitudes al provocando procesos cognitivos similares a los activados con el contacto real, como tomar perspectiva sobre un asunto».

Así que la próxima vez que se rían de ti por lo que lees, dale una vuelta. Realmente serías una persona más abierta de mente y menos prejuiciosa sólo por ser fan de Harry Potter.

Puede interesarte