Por Raúl Cobo
4 mayo, 2018

Alardeaba que ni siquiera 3 hijos eran impedimento.

El año 2013, el nombre de Maria Kang estaba en el ojo del huracán. Esto por una muy sencilla razón. Resulta que en su cuenta de facebook publicó una imagen que se volvió viral y que a mucha gente le causa molestia, en esta aparecía junto a sus tres hijos y luciendo su escultural cuerpo, con la frase ¿Cuál es tu excusa?

nrm_1425440348-exercise17f-1-web

Los usuarios la llegaron a tratar de “perra narcisista” y la publicación tuvo que ser eliminada de facebook. “Solo soy como cualquier otra mamá. Soy una mamá real”, intentó defenderse Maria, pero ya era tarde: ella era la mujer más odiada de las redes sociales por ese entonces. Sí, incluso más que las Kardashian.

Sin embargo, Maria no aprendió mucho la lección, y junto a otras mamás creo el movimiento “Mamás sin excusas” el cual busca que las mamás tengan un excelente estado físico después de ser mamá, porque claro, eso es lo más importante que debe hacer una mujer después de ser madre.

maria-kang-800

La verdad es que no sé cómo funciona el movimiento, pero dicen que ofrecen gimnasios gratuitos a todas las madres que acaban de dar a luz… y por cierto, se trata de una organización sin fines de lucro, menos mal.

En todo caso, Maria no es la primera madre en jactarse de su escultural cuerpo tras ser  ya que hay casos peores, por ejemplo Blake LivelyKate MiddletonHilaria Baldwin y Heidi Lum han publicado sus fotos pre y post embarazos, y en realidad, eso a nadie le cae muy bien.

En países como EE,UU, donde la obesidad llega a niveles insospechados, Maria pasó a convertirse en el enemigo numero 1 del país, llegando incluso a recibir amenazas de muertes… o bueno, no sé si llego para tanto, pero estuvo a punto de que así sucediera.

1000kang_cover

Lo cierto es que para María, su cuerpo siempre ha sido un tema primordial. Tal como ella lo explicó en una entrevista con CNN, mucho de ello se debe a los problemas de salud que tuvo que sufrir su madre.

“A mi madre le diagnosticaron diabetes a los 20 años, sufrió un ataque al corazón a los 30 y a los 40 le tuvieran que transplantar un riñón. Sus problemas de salud siempre me llamaron la atención. Yo no le quiero dar el mismo ejemplo a mis hijos”

-María Kang, en entrevista con CNN-

Ok María, pero recuerda que hay madres que si son muy mal ejemplos para sus hijos, al menos la tuya te brindó una educación y además te acompañó a cada uno de tus concursos de belleza, porque sí, resulta que María era fija en cada concurso en el que pudiera mostrar su formidable cuerpo. Su primer torneo lo ganó apenas con 16 años. 

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-5-30-53-p-m

La que está a su izquierda es su madre, quien sí, es un poco gordita, lo cual siempre enfureció a María.

“Lo que la gente no se da cuenta cuando tiene exceso de peso es que es egoísta porque es un poco como ser un adicto a las drogas. Afecta a la toda la familia. es doloroso”

 

Espera María, ¿estás diciendo que tu madre es peor que una drogadicta por estar sobre el peso ideal? Uffff, por suerte yo aún no tengo hijos, que irresponsabilidad sería de mi parte. Seguro que el gobierno me lo quitaría algún día: “Usted está muy gordo para ser padre, así que de ahora en adelante nosotros nos haremos cargo de su hijo” 

Y esa es María Kang, la madre más odiada del mundo, con excepción de la mujer que dio a luz a Donald Trump. O al menos, así lo era hasta que hace unos pocos meses todo parece haber cambiado para María.

maria-kang-600x450

La revista People decidió contactarla para saber en qué estaba y fue entonces cuando el mundo se enteró de que la escultural madre ahora lucía de esta manera…

maria-kang-1435

¿Qué cambió para María en 3 años?

De partida, ella es ahora 3 años mayor, me imagino que eso en algo influirá. Por otra parte, sus niños han crecido y como bien sabrán, mientras más crecen, peor se portan, por lo que ya no queda mucho tiempo para el gimnasio.

A su vez, hace más de un año que María se separó de su marido y esto la ha llevado a una depresión de la que lentamente comienza a recuperarse.

“Dejé de sentirme hermosa. Como la mayoría de las madres, mi pelo está siempre en un moño, mi vida está siempre en movimiento y mis objetivos de fitness son siempre una de mis últimas prioridades. Luché con motivación, pero he ganado algo de peso y estoy experimentando problemas maritales difíciles. Dejo que el mundo me consumiera este año pasado. Dejé eventos, personas y cosas influyentes en mi percepción de mí mismo y me sentí literalmente rota”

-María Kang, para revista People-

Ahora María es una mujer mucho más sencilla que parece haber aprendido que en la vida hay cosas mucho más importantes que lucir bien a cada instante. Esperemos que eso no cambié y que pronto María vuelva a recuperar su alegría, pero que por favor, no siga publicando más imágenes en Facebook, que para eso ya contamos con suficientes celebridades. 

Puede interesarte