Por Cristofer García
30 julio, 2020

David Hines es juzgado por gastar 13.5 millones de dólares en este carro, cuando el dinero era destinado a los empleados afectados por el coronavirus en Miami.

Durante este pandemia de COVID-19 así como se han visto iniciativas notables y conmovedoras, también están las acciones de personas que dejan mucho que lamentar. Este es el caso de un hombre que se aprovechó de esta coyuntura de emergencia para lucrarse económicamente. No obstante, su mentira no llegó muy lejos.

Se trata de David Tyler Hines, un hombre de de 29 años de edad que ahora es juzgado por un fraude bancario en Estados Unidos, después de que se gastara una ayuda económica que debía ser utilizada para combatir el coronavirus, en un lujoso vehículo marca Lamborghini.

Unsplash

Es una situación insólita que le costará muy caro a David, quien habría solicitado unos 13.5 millones de dólares para financiar un programa que ayudaría a los afectados por COVID-10 en Miami, Florida, donde los números de la pandemia cada vez son más alarmantes.

Unsplash

Según reseñó Buzzfeed, Hines pidió estos fondos para pagar los sueldos de los empleados de sus negocios en esta ciudad, pero los inspectores postales estadounidenses verificaron que dichos trabajadores no existían o ganaban solo una fracción del pago que él reclamaba.

Unsplash

«A los pocos días de recibir los fondos PPP, Hines compró un automóvil deportivo Lamborghini Huracan 2020, que registró conjuntamente a su nombre y el de una de sus compañías», afirmó la Fiscalía del Distrito Sur de Florida.

Unsplash

Por ello, el juez John O’Sullivan, encargado del caso, acusó a David de fraude bancario, así como de falsas declaraciones a una institución financiera y obtener ganancias ilegales. Aunque en algún momento creyó que podría salirse con la suya, tal parece que le va a costar muy caro su error.

Unsplash

Sin embargo, no fue el único dinero que gastó Hines, sino que también malversó casi 4 millones de dólares otorgados bajo préstamos perdonables, los cuales gastó en ropa, joyas, resorts de playa en Miami, sitios web de citas, además del vehículo de lujo.

Puede interesarte