Por Luis Lizama
16 octubre, 2020

Algunos dicen que se trata de un nuevo método antiviral, pero lo cierto es que terminó multada por las autoridades. 🤣

Esto es insólito, quizás hasta una maldad. En una situación tan complicada como la pandemia del coronavirus, algunas personas simplemente no entienden y no se lo toman con seriedad. En ese sentido, los cubrebocas (mascarillas o barbijos) son importantísimos, de primera necesidad y deben comprarse en lugares establecidos, para no ser víctimas de un moco.

La mujer que protagoniza esta “asquerosa” historia es una vendedora ambulante de Santa Marta (Colombia). Fue grabada mientras se limpiaba los mocos con los cubrebocas que vendía. No utilizó uno, sino todos los que tenía.

Entre bromas, algunos dicen que le faltaba papel, otros explican que este podría ser un nuevo método antiviral. Lo cierto es que la irresponsable y poco higiénica mujer terminó desalojada y con una multa.

El video fue grabado por un usuario de redes sociales, que justo se detuvo en un semáforo, en el departamento de Magdalena (Santa Marta, Colombia). 

El autor del registro quedó pasmado, no podía creer lo que veía: La mujer estaba limpiándose la nariz. Insólito.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Cual suave pañuelo la irresponsable tomaba sus productos y los usaba para sus mocos. Escarbaba su nariz con cada una de las prendas, incluso miró a quien la grababa, pero no se percató.

Las autoridades correspondientes tomaron nota del caso y la pusieron en su lugar. Está poniendo en riesgo la salud de la población, no es algo menor. Y precisamente para eso son los barbijos, para proteger a las personas de cualquier fluido o contacto estrecho.

Imagen referencial – Pixabay

El video corrió por todo Colombia, provocando que policías llegaran al lugar para verificar la situación: Terminaron multándola.

“La Policía logró ubicar a la señora y le aplicaron el código nacional de convivencia, que trata de los comportamientos que afectan las relaciones entre las personas y también con las autoridades”.

–comenta el coronel Óscar Solarte a medios locales–

Imagen referencial – Pixabay

Con la salud de las personas no se juega. Esperamos que la mujer limpiamocos haya aprendido y no lo vuelva a hacer. 

Que alguien le regale papel higiénico, por favor.

Puede interesarte