Por Maximiliano Díaz
6 diciembre, 2017

A pesar de que muchas personas piensan que es genético, ellas son la prueba de que no.

Rosie Ablewhite y Sarah Nunn son dos gemelas idénticas. Tienen 29 años. Comparten su material genético y su crianza. Son dos hermanas normales y felices. Sin embargo, si se indaga un poco en su vida personal, ambas podrían dar con la clave para un misterio que ronda el tema de la sexualidad: ambas, a pesar de compartir todo lo que podría definir a una persona a nivel biológico y social, tienen una distinta orientación sexual.

Posted by Rosie Ablewhite on Saturday, June 17, 2017

Eso llevó a que, recientemente, un equipo científico comenzara a estudiar a las gemelas, junto con otro grupo que reuniera características parecidas. ¿Su objetivo? Dar con la naturaleza de cómo se funda y desarrolla la sexualidad humana.

En una conversción con el diario británico The Times, Sarah aseguró:

“Cualquier amigo se sentía más a gusto con Rosie.

A ella le gustaba el fútbol, hablaba sobre cosas de chicos, jugaba vídeo juegos. Eran como ‘Sarah, eres realmente aburrida. Voy a ir a jugar con Rosie.’

Me ponía celosa que la quisieran más.”

Uno de los métodos más comúnmente empleados para encontrar la raíz de la sexualidad de una persona, es revisar cómo se desarrolló durante la pubertad. De acuerdo a The Times, las personas homosexuales generalmente notan “comportamientos atípicos del género” durante su juventud más temprana.

Sin embargo, puede llegar a ser difícil estudiar esas actitudes si se basan en la relatividad de la memoria individual.

Posted by Spadge Nunn on Wednesday, June 28, 2017

En un controversial estudio, llevado a cabo por el dr. Gerulf Rieger, llamado Developmental Psychology (Psicología de desarrollo), él y su colega Tuesday Watts, dijeron haber sido capaces de resolver la gran duda mediante fotografías.

Los investigadores pidieron a 56 parejas de gemelos idénticos con distintas orientaciones sexuales, que les facilitaran fotos de su infancia, para ver si los sujetos de estudio (que no estaban al tanto de las verdaderas intenciones del experimento) podrían encontrar ciertos rasgos que les pudiesen dar una pista sobre su sexualidad.

Una de las razones por las que este experimento ha resultado ser catalogado como polémico, es porque podría relacionar aspectos de la sexualidad con la identidad de género. Además, encuadra comportamientos estereotipados para “niños” y “niñas”.

Posted by Rosie Ablewhite on Monday, February 22, 2016

Posted by Spadge Nunn on Saturday, May 7, 2016

A pesar de esto, las antiguas fotos de Sarah y Rosie parecen adherir a estos estereotipos.

Una foto muestra a las gemelas columpiándose. Ahí, Rosie está vestida como Superman, mientras que Sarah, quien jugaba con Barbies y se disfrazaba de Wilma, de Los Picapiedras, viste ropa más “tradicional” en lo que se suele asociar con una niña.

Posted by Spadge Nunn on Wednesday, June 28, 2017

La mayoría de las personas apuntan a la genética, pero el dr. Rieger asegura:

“Lo que podemos hacer es descartar algunas cosas por ahora. Un montón de personas saltan a la conclusión de que debe ser la genética.

Esto muestra que hay algo que se manifiesta temprano, en su ambiente temprano, que no tiene nada que ver con los genes, pero aún así puede tener un efecto tremendo en la orientación sexual.”

Al doctor tampoco parece inquietarlo la naturaleza polémica de su estudio. Adhiere:

“No me importa si es controversial… Es muy peligroso comenzar a recorrer la ruta de pensar así.”

Rosie y Sarah aún creen que es extraño, después de 20 años, que les haya tomado tanto tiempo darse cuenta de cuán diferentes eran una de la otra.

Posted by Rosie Ablewhite on Tuesday, August 23, 2011

Rosie asegura habérselo “cuestionado por mucho tiempo”, Sarah estaba “loca por los chicos” y durante alguna época, ella habría intentado parecerse a su hermana.

Sin embargo, cuando tuvo un novio, se dio cuenta de que no se sentía para nada atraída hacia él. Ni siquiera sentía deseos de besarlo.

lookin like twins once again xD

Posted by Rosie Ablewhite on Monday, June 21, 2010

Como se pensaba, pareciera ser que, ni el entorno natural, la nutrición o la genética, pueden aún dar con la respuesta de la orientación sexual.

Por supuesto, sería mucho más útil dejar de preocuparse sobre el cómo y por qué, y solo aceptar que hay un maravilloso mundo de diferencias entre los seres humanos.

Y la sexualidad no es nada más que una característica de esta diversidad.

 

 

Puede interesarte