Por Moisés Valenzuela
10 octubre, 2018

Los tickets salían y salían de la máquina sin parar. Ninguno podía creerlo.

La adolescencia, a pesar de lo que diga la gente, es una etapa muy productiva: es probablemente el tiempo donde se nos ocurren las mayores hazañas y aventuras que podríamos realizar. Y no podemos negarlo, algunas ideas son sencillamente brillantes.

Un ejemplo claro es este grupo de jóvenes australianos, quienes descubrieron un método simple pero ingenioso de alcanzar la puntuación máxima sin fallar en un videojuego.

Youtube

La adaptación arcade de “Deal or No Deal”  revela 16 maletines que contienen puntajes que van desde el 1 al 800. Luego de mostrar los números, las casillas se cierran y se revuelven para que el jugador deba adivinarlos.

Ninguna persona podría seguir la velocidad de los maletines sólo con su mirada. Es casi imposible recordarlos todos a menos que seas un verdadero genio. Pero sin serlo, estos muchachos tenían algo más bajo la manga: sus iphones.

Youtube

Antes de que las maletas comiencen a mezclarse, pensaron que grabar la secuencia los ayudaría a seguir cada una y descubrir su nueva posición. Y pensaron bien. Los jóvenes comenzaron a trabajar en equipo, a retroceder y a adelantar los videos y alcanzaron el éxito: se llevaron el premio mayor. 

Youtube

Ninguno podía creer la cantidad de tickets que salían y salían de la máquina. Lo habían conseguido. Probablemente sacaron más tickets de la máquina que ninguna persona antes que ellos.

Con el premio en sus manos, sólo les quedaba canjearlo. Así que los ingeniosos adolescentes intercambiaron sus boletos por una versión del juego Jenga. Así, podrían continuar la diversión luego de haber vencido a las máquinas (con otra máquina).

Puede interesarte