Me hubiera encantado no escribir ni una palabra sobre esto, ni que alguna celebridad, consideradas líderes por muchos, hayan pronunciado alguna de las celebres y machistas frases que podrán ver un poco más abajo. Que un personaje público diga que «hay mujeres que necesitan ser violadas», o que «Si Hillary no puede satisfacer a su esposo, ¿cómo pretende satisfacer a Estados Unidos?». ¿Cuál es el límite de estas personas que muchas veces son «ejemplo» para la sociedad?

 

Puede interesarte