Por Alejandro Basulto
12 diciembre, 2019

Terminó siendo atrapado, después de que la examinadora sospechara de él al verlo incómodo en el disfraz.

El amor de un hijo por su madre es de los más fuertes que existen. Uno por el cariño y lo otro, por el agradecimiento que se siente hacia ellas, lo que nos hace capaces de superar casi todos los limites habidos y por haber, con tal de garantizar la felicidad de la persona que nos cuidó y crío por tantos años. A través de su cuerpo llegamos a vivir, y lo mínimo que podemos hacer por las mamás, es dar más allá de nuestro 100% por ellas cuando se nos requiera.

FocusOn News

Y de hecho en ocasiones, los limites a superar, llegan a ser delirantes. Puede ser tanta la devoción por la madre, que diferentes personas se ven impulsadas a realizar locuras por ellas. Como la que llevó adelante este dedicado hijo, de 43 años, por su querida mamá de 60 años. Ya que no temió en engañar la ley de conducir de su país, con tal de buscar lograr que su madre aprobara el curso de manejo de una vez por todas. Haber visto a su mamá reprobar el examen tres veces ya no era tolerable como hijo para él.

FocusOn News

Ya que según informa FocusOn News, Maria Schiave es una mamá que vive en Porto Velho, Brasil, que tras haber reprobado tres veces su curso de manejo, vio en su hijo, Neitor, una posible salvación.

FocusOn News

Porque este hombre de 43 años, no aguantando ver a su mamá afligida por no poder aprobar el curso, decidió él mismo tomar el asunto con sus propias manos. Disfrazándose de su madre el martes para realizar su cuarto intento por ella.

“Estaba haciendo todo lo posible para ser femenino y lo más natural posible. Su maquillaje estaba muy bien hecho y se veía extremadamente bien (…) Le pedí que me mostrara su identidad para verificar quién era y pronto quedó claro que no era la persona que había reservado para tomar el examen. Luego llamé a la policía porque sus acciones tenían que ser denunciadas como un delito”

– relató su examinadora.

FocusOn News

Se lució con un maquillaje completo, con unas uñas elegantemente pintadas de rojo, además de una simpática blusa floral, acompañada de una falda larga y fluida. Sin olvidar su cabello, peinado y tratado para que sea vea lo más femenino posible. Realmente parecía una mujer y que iba a tener éxito en su objetivo.

Pero Aline Mendoça, examinadora del Departamento de Tráfico del Estado de Rondonia, lo descubrió apenas se subieron al auto. Y ahora Schiave enfrenta cargos de fraude de identidad y por intentar engañar a un organismo gubernamental. 

Puede interesarte