Por Cristofer García
19 octubre, 2020

“Los niños criados por padres del mismo sexo desde el nacimiento tienen 4.8 puntos porcentuales más de probabilidades de graduarse”, dice la investigación.

Para quienes aún piensan que la adopción de hijos por parte de parejas homosexuales es un error, un estudio ha revelado los chiquillos que forman parte de este tipo de familias son los mejores en calificaciones escolares.

De acuerdo a una investigación realizada por universidades de Reino Unido, Países Bajos y Bélgica, las estadísticas respaldan la nueva iniciativa: “los resultados indican que los niños criados por padres del mismo sexo desde el nacimiento se desempeñan mejor que los niños criados por padres de diferente sexo en la educación primaria y secundaria”, según los informes.

Pinterest / @orgullowine

En este estudio, se llama “Resultados escolares de niños criados por padres del mismo sexo: evidencia de datos del panel administrativo“, y fue publicado por la compañía editorial Sage Journals.

En él analizó el desempeño de 2.971 niños con padres del mismo sexo (2.786 parejas de lesbianas y 185 parejas de hombres homosexuales) y más de un millón de niños con padres de diferentes sexos seguidos desde el nacimiento. Los resultados en niños de primaria se mantuvieron en los casos de secundaria.

Unsplash

“También encontramos que en la educación secundaria, los niños con padres del mismo sexo continuaron superando a los niños con padres de diferente sexo”, dice parte del informe.

Pinterst

“Nuestros resultados sugieren que los niños criados por padres del mismo sexo desde el nacimiento tienen 4.8 puntos porcentuales más de probabilidades de graduarse que los niños con padres de diferente sexo. Estos resultados no parecen estar moderados por el sexo, la etnia o la estructura familiar del niño”, agregaron.

Aunque esta investigación no desestima la composición de las familias tradicionales ni el buen desarrollo que pueda tener un chiquillo en el núcleo de ella, si resalta que las familias homosexuales pueden también formarse académicamente de la manera correcta e incluso superior a las otras familias.

Unsplash

Es una muestra más de que las familias homosexuales, con hijos, no son ninguna equivocación.

Puede interesarte