Por Alejandro Basulto
7 abril, 2021

Este romántico identificado como Sams Kaggwa, bloqueó el tráfico en la concurrida autopista Entebbe-Kampala, recibiendo afortunadamente la respuesta que quería por parte de la mujer que ama.

Declararse ante la persona que más quieres y a quien deseas tener siempre al lado tuyo, es por lo general, un gran y difícil reto que todos alguna vez tenemos que superar. Debido a que siempre cuesta sincerarse de manera tan plena hacia los demás, y más duro lo es aún cuando es hacia la persona que a uno le gusta y ama. Por lo que si ya es complejo dar a conocer lo que uno quiere a esa persona, proponerle matrimonio es un desafío bastante mayor.

Patrick Salvado / Facebook

Lo que entendió rápidamente un hombre de Uganda identificado como Sams Kaggwa, quien el viernes 2 de abril incluso fue más allá de lo tradicional, para hacerle entender a su novia de la más impresionante manera que quería casarse con ella. Debido a que en el video compartido por NTV Uganda, puede verse como este romántico llegó a detener la concurrida autopista Entebbe-Kampala, para acomodarse al medio de ella junto a su pareja y así pedirle su mano. Luego de mantener en un denso tráfico a muchos vehículos, logró atreverse a expresarse para que el amor de su vida supiera que él quería unirse con ella formalmente en un matrimonio.

Patrick Salvado / Facebook

Las escenas son realmente emotivas, viéndose como Sams Kaggwa se arrodilló ante su amada para posteriormente formularle la pregunta en la que le solicita que se casen juntos. Mujer que obviamente no pudo disimular la gran sorpresa de la que fue blanco, para luego tampoco poder ocultar su felicidad y las distintas emociones que la invadieron cuando observó a su novio pedirle que se convirtiera en su esposa.

De hecho, tras coquetear un tiempo, manteniendo así el suspenso en el ambiente, ella le dijo que sí a su pareja. Aceptó casarse con él y celebrar su unión legal en una bella boda. Hombre que después le puso el anillo en el dedo, mientras sus amigos se sumaban de a poco a lo ocurrido para felicitarlos. Quedándose Sams Kaggwa sumamente contento y pleno, mientras que su novia no pudo evitar ser asaltada por varios mililitros de lágrimas a causa de su repentina y conmovedora alegría.

Puede interesarte