Por Andrea Araya Moya
9 agosto, 2021

Ya es tiempo de que nos amemos tal como somos ❤️

En las redes sociales abundan las selfies de personas usando cuanto filtro puedan con el fin de ocultar esas “imperfecciones” que los acomplejan. Desde los rollitos, celulitis, hasta las espinillas, arrugas, poros abiertos, manchas, y hasta bigotes, en el caso de las mujeres.

Y es que a pesar de que hoy en día los estándares de belleza no son tan estrictos como lo eran antaño, aún siguen siendo absurdos y potenciando la inseguridad de miles de personas sobre sus cuerpos.

En especial en las mujeres.

Y es que según estos estándares, las mujeres siempre deben de tener una piel perfecta, bien depilada, sin cicatrices, además de un cuerpo tonificado y prácticamente sin celulitis ni “rollitos”. Casi como si quisieran que todas fuésemos unas barbies.

Pero no, ya es tiempo de que nos amemos tal como somos y entendamos que los cuerpos reales son bellos. Incluso si no son “perfectos” para los estándares de belleza.

Y la influencer Joanna Kenny sabe muy bien de eso.

Joanna Kenny

Y es que a través de su cuenta de Instagram, la mujer quiere derribar los estándares de belleza y demostrar que los filtros, y esa presión por verse “perfectas”, lo único que hace es dañar la autoestima de las mujeres y hacerlas dudar, incluso, de lo hermosas que son.

“Se está volviendo frecuente que la gente desee obtener esa piel perfecta que muestran los filtros en redes sociales. Esa perspectiva distorsionada de cómo debería lucir la piel lo único que hace es crear un estándar absurdo de skincare. Mi responsabilidad es repensar esas expectativas y enseñarles que los poros son reales y no fallas”.

-Joanna Kenny a Brightside

Joanna Kenny

Pero para Joanna, lo verdaderamente preocupante es todo lo relacionado al vello facial y la presión que existe contra las mujeres por siempre estar depiladas, pues para la sociedad el vello es sinónimo de “poca higiene” y, también, de “poca belleza”.

Así fue como ella misma quiso presumir su “bigote” para hacer entender que no tiene nada de malo y que es algo absolutamente normal y que todos tienen. Y que incluso intentar removerlo insistentemente puede provocar problemas en la piel, como el acné.

Joanna Kenny
Joanna Kenny
Joanna Kenny

Por otro lado, Joanna quiere incentivar a las personas para que dejen de usar filtros y muestren sus rostros y cuerpos tal como son. Pues los filtros ya no son divertidos como lo eran, y solo se encargan de remarcar las inseguridades de las personas.

Joanna Kenny

Este también es un cuerpo real.

Joanna Kenny

Vive la vida a concho y deja de lado eso que no es real.

Los filtros no le hacen bien a nadie.

Joanna Kenny
Joanna Kenny

Y, sobre todo, no te compares con las imágenes que ves en redes sociales.

Joanna Kenny

Son falsas.

Puede interesarte