Por Constanza Suárez
8 octubre, 2018

El cardiólogo le advirtió a Christopher Barnett que si no perdía peso, necesitaría un transplante de corazón. Una máquina de Dance Dance Revolution fue la solución.

Cuando Christopher Barnett compró una máquina arcade del juego Dance Dance Revolution, nunca pensó lo que lograría. No tan solo perder 46 kilos y conseguir una figura radicalmente diferente, sino que también crear una comunidad de personas.

En 2012, un joven Xhoper -como le gusta que lo llamen- visitó un cardiólogo con 147 kilos. La advertencia del médico fue alarmante: si no perdía peso con urgencia, necesitaría un trasplante de corazón a los 50 años. Así comenzó un programa de ejercicios intensivo basado en la máquina de juegos Dance Dance Revolution.

Instagram/xopher314

Durante gran parte de su vida viviendo en Arkansas, Christopher ha luchado contra la obesidad. En el 2000 comenzó su interés por Dance Dance Revolution, jugaba tanto como podía pero a medida que la popularidad del juego comenzó a disminuir, también las ganas del joven. Además al tiempo abandonó su ciudad para ir a la universidad y su obesidad se disparó a niveles preocupantes.

Luego de la advertencia del médico comenzó a ir al gimnasio. Tuvo un comienzo exitoso y perdió casi 14 kilos. Sin embargo, para la navidad su cuerpo volvió a “inflarse”, con más de 130 kilos.

Instagram/xopher314

Años más tarde, ocurrieron dos hechos simultáneos que darían pie a la nueva vida de Christopher. Primero encontró una máquina de Dance Dance Revolution a un “precio excelente” según contó al portal Kotaku, y luego compró una casa, el espacio perfecto para comenzar a moverse en su máquina de juegos nueva.

Desafortunadamente, el juego no estaba en las mejores condiciones. Pero eso no lo detuvo, estaba decidido a recordar aquellos fascinantes momentos que pasó bailando, por lo que comenzó a aprender sobre restauración y reparación de máquinas arcade.

Subió a la plataforma y bailó como si nunca hubiese tocado el juego, en dificultad estándar y solo tres juegos por noche. “No había jugado por mucho tiempo, esto es todo lo que podía hacer”, dijo Christopher. Pero con el tiempo descubrió que su habilidad y resistencia mejoraban considerablemente.

Instagram/xopher314

Junto a una dieta balanceada, en seis meses, había logrado avanzar de un nivel medio a uno totalmente profesional, con jugadas perfectas. Entre 2014 y 2016 jugó constantemente, perdiendo 23 kilos. Pero entre 2016 y 2018 la pérdida de peso fue brutal, consiguiendo pesar 91 kilos y transformando su cuerpo por completo, además de disminuir su presión arterial y ritmo cardiaco. “Estaba saludable por primera vez en mi vida”, confesó Christopher.

El último tiempo su pérdida de peso se ha estancado, por lo que decidió agregar un programa de pesas a su entrenamiento y así aumentar su masa muscular y quemar más grasa.

Instagram/xopher314

Actualmente con 37 años, Christopher aseguró sentirse bien y con constante energía. “Animo a todos a que encuentren su galería más cercana y prueben la DDR. Si nunca has jugado, o si jugaste hace una década y quieres volver a jugar, DDR está creciendo nuevamente. Tenemos una comunidad sólida y de apoyo y muchas reuniones grandes en todo el país como DDR Storm, Raj of the Garage y The Big Deal“, contó Xopher.

¡Esto sí que es pura motivación!

Instagram/xopher314

Puede interesarte