Por Constanza Suárez
6 abril, 2018

Mientras estaba con una chica, llegaba la otra, y así. Él no sabía en lo que se estaba metiendo.

El año pasado, Justin Schweiger llegó a un bar para tener una cita con Lisette Pylant. Sus amigos armaron un encuentro el día de su cumpleaños, para verse la siguiente semana. Lo que pasó luego, fue un desastre. Lissette contó todo en un hilo en su cuenta de Twitter.

Twitter/@LisettePylant

 

Alerta de hilo: así que fui a lo que creo que podría ser una cita con un chico que mis amigos me prepararon en mi cumpleaños (sí, es un poco confuso).

Tras 45 minutos conversando y riendo, inesperadamente otra chica apareció en la escena. Saludó a Justin y este presentó a Lissette como una amiga. De pronto el chico comenzó a ignorar a Lissette.

Lissette no quiso incomodar a la otra chica:

Twitter/@LisettePylant

Decidí jugar a ser su amiga para ayudar a la chica a sentirse menos incómoda hasta que él sale por un momento y luego le cuento que es lo que realmente está sucediendo.

Pasaron 30 minutos y salió del lugar, y pensaron que realmente atendía una llamada importante, pero la verdad es que al otro lado del teléfono hablaba otra chica programada, para otra cita. La número 3. Porque a esta altura, ellas eran simplemente un número.

Justin salió y las tres chicas decidieron unirse en un plan en su contra. Formaron una alianza con dos camareros y uno de los guardias.

Cuando Justin contaba la razón detrás de su quiebre con su ex novia(GRAN tema para tocar en una cita…) una de las chicas le preguntó si a ella también la había conocido en un “grupo de citas”.

Rieron y llevaron a cabo su venganza:

Twitter/@LisettePylant

Las dos chicas y yo decidimos ser las mejores amigas, nos fuimos juntas a tomar un trago y a cenar a otro bar y nos fuimos con la cuenta.

Pero la historia no terminó ahí. El grupo disfrutaba de una copa en otro bar, cuando el camarero del bar anterior les envió un mensaje contándoles que Justin no se había detenido y que se encontraba en una cita con otra mujer. Una de las chicas del grupo, fue hasta donde Justin para contarle a su conquista lo que estaba pasando.

6 chicas terminaron disfrutando de un muy buen momento y consiguiendo buenas amigas.

Twitter/@LisettePylant
Twitter/@LisettePylant

El caballero juntó a las 6 citas para que llegaran al bar esa misma noche, como un retorcido modelo de eficiencia.

Lissette reveló en su Twitter, que Justin “trató de decir que estaba buscando amor y su futura esposa. Estas “no eran fechas”, aparentemente eran ‘conversaciones previas’.

Pero el chico quiso dar su propia versión de los hechos, y en conversaciones con Inside Edition, defendió sus acciones:

“Yo apilo mis citas. Normalmente las reservo en el mismo lugar. Estoy muy orientado al tiempo, orientado a la eficiencia. Perdón, esto pasó. Pero he sido muy sincero con todas ellas. Nunca dije ‘vamos a una cita’. Siempre dije: “vamos a encontrarnos para tomar algo”.

Agregó que: “Si te llevo a una cita, sabrás que es una cita. Habrá flores y algo de cena y otras cosas interesantes”

Twitter/@AlexWoody10

Este año, 5 de ellas, aparecieron en el programa estadounidense “This Morning”, donde una de las involucradas, Kali Bowers dijo:

“Si bien puedo apreciar la eficiencia de todo esto, porque las citas llevan mucho tiempo, no creo que se haya dado cuenta de que también lo estábamos entrevistando y no estamos interesadas ​​en un tipo de compañero que trate a otras cinco mujeres así, despreciando sus sentimientos y verdaderamente no pensar dos veces al respecto”

This Morning

Otra de las chicas, Alex Woody, explicó que: “Supongo que esto es solo una lección para que aprenda a tomarse el tiempo para hablar con sus citas una a una, no es una lección qué pensara debía ser necesaria enseñar, para ser honesta”

Puede interesarte