Por Alejandro Basulto
26 febrero, 2021

Tras ser hallado por la policía con las manos atadas y un pañuelo en la boca, él les dijo que dos hombres enmascarados lo habían dejado inconsciente. Historia que desmentida rápidamente gracias a la evidencia encontrada.

Ir al trabajo a veces puede volverse una rutina demasiado extenuante. Cuando hay otras cosas en mente o simplemente, ganas de descansar, tener que cumplir con los deberes del empleo de uno puede tornarse algo sumamente desgastante y hasta deprimente, por lo que es por ello que los días de descanso semanales (o mensuales) y las mismas vacaciones, juegan un papel crucial en la salud mental de los trabajadores y en la productividad de estos mismos en sus jornadas laborales. Sin embargo, para algunos esto está muy lejos de ser suficiente.

Departamento de Policía de Coolidge / Facebook

Y el caso de un joven estadounidense de 19 años, llamado Brandon Soules, realmente es extremo cuando se trata de no querer ir a trabajar. Debido a que incluso llegó a inventar una historia muy dramática con tal de querer justificar su ausencia en la jornada laboral que le tocaba. Ya que este hombre se encuentra actualmente arrestado tras haber sido acusado de fingir su propio secuestro para poder faltar en el trabajo.

Una excusa que parecía funcionarle muy bien, y para la que hasta preparó una escena del crimen.

Departamento de Policía de Coolidge / Facebook

Debido a que cuando la policía de Coolidge, en Arizona, encontró a Brandon Soules, este se hallaba con las manos atadas y un pañuelo en la boca. Una producción de la escena perfecta, a la que le sumó un guión en el que le contaba a los oficiales que había sido secuestrado por dos hombres enmascarados que luego lo dejaron inconsciente en el lugar que estaba tirado. Sin embargo, los agentes policiales dieron con evidencia que contradecía su historia.

“Los oficiales de policía de Coolidge respondieron esa noche a las 5.25 pm en el área de 1st Street y Northern Avenue en Coolidge en referencia a un sujeto masculino cuyas manos estaban atadas a la espalda con un cinturón y que tenía un pañuelo relleno en su boca (…) Inicialmente, el sujeto informó a los oficiales que dos hombres enmascarados lo secuestraron, lo golpearon en la cabeza [dejándolo inconsciente] y lo llevaron en un vehículo antes de dejarlo en el área donde fue encontrado (…) Los detectives de Coolidge llevaron a cabo una extensa investigación y se descubrió evidencia que mostraba que su historia fue inventada y no ocurrió ningún secuestro o asalto”

– decía el comunicado del Departamento de Policía de Coolidge

Departamento de Policía de Coolidge / Facebook

Finalmente, este joven de 19 años fue arrestado el 17 de febrero del año 2021 luego de que se le acusara por denuncias falsas y tras haber confesado en una entrevista que inventó todo para ausentarse del trabajo.

Un intento de tener un día más de descanso que le salió bastante mal y del cual esperamos que aprenda a no volver a intentar algo parecido.

Puede interesarte