Por Cristofer García
11 enero, 2022

“La modificación corporal me ha fascinado durante muchos años. Puedo hacer lo mío, no lo mismo que hacen los demás. Puedo crear y cambiar mi cuerpo como me gustaría que fuera. No sigo una tendencia como muchas otras personas”, dijo este artista alemán conocido como Black Depression.

Hay personas que se sienten muy seguras de cómo lucen físicamente y están a gusto con su cuerpo. Sin embargo, también existe la otra versión, donde existen quienes no les gusta cómo se ven y prefieren hacerse distintos cambios para acercarse más a su aspecto ideal.

En esa situación pareciera encontrarse un joven de Ore Mountains, Alemania, quien hasta la fecha ha gastado unos 17.000 dólares en modificaciones corporales, porque su deseo es ser “lo más inhumano posible“, según reseñó Ladbible.

Black Depression

Este chico conocido en redes sociales como Black Depression posee un aspecto muy distintivo. Su cara está toda tatuada con formas de rompecabezas, la esclerótica de sus ojos (la parte blanca del globo ocular) es color negro, mientras que la pupila es de un tono grisáceo. Además, posee unos enormes túneles en los lóbulos de sus orejas.

Este joven de 28 años de edad también se quitó trozos del cartílago de sus orejas y posee perforaciones en su nariz. Pero, aunque todo esto parezca muy raro para otros, para él muy normal y se encuentra complacido con su apariencia.

Black Depression

“La modificación corporal me ha fascinado durante muchos años. Puedo hacer lo mío, no lo mismo que hacen los demás. Puedo crear y cambiar mi cuerpo como me gustaría que fuera. No sigo una tendencia como muchas otras personas“, comentó este artista alemán.

“A lo largo de los años, desarrollé mi propia tendencia, que nadie más usa. Acudo a diferentes artistas de modificación corporal de todo el mundo y también me realizo algunos procedimientos”, añadió.

Black Depression

Todo esto comenzó para él a la edad de 20 años cuando intervino su lengua. “Mi primer procedimiento fue partirme la lengua. Luego me amputaron la mitad de mi aurícula (parte visible del oído externo) en ambos lados“, relató.

Aunque ya ha pasado por muchas modificaciones, todavía quiere seguir en este mundo por mucho más tiempo.

Puede interesarte