Por Constanza Suárez
29 julio, 2020

“Me gustaría que la gente nos entendiera un poco, que viera que somos personas que estamos en la sociedad actualmente y no solo para junio o para fiestas patrias”, cuenta Sofía Huaiquil Queupomil.

En Tik Tok existe todo tipo de contenido. Los adolescentes se divirten con parodias, representaciones de la vida real, memes, pero también hay espacio para el conocimiento. Quizá este sea un mundo desconocido para los mayores, que creen que se la pasan sólo perdiendo el tiempo. Aunque hay jóvenes creando videos muy valiosos.

Una de las tiktokers que ha recibido varias visitas y likes en su perfil es Sofía Huaiquil Queupomil. En la plataforma la conocen como quucho y se dedica a compartir videos sobre el pueblo mapuche, al cual pertenece. Con ingeniosas puestas en escena muestra a jóvenes sobre sus tradiciones, lengua, y explica su histórico conflicto con el gobierno chileno. 

Sofía tiene 24 años y vive en Santiago de Chile. En la comuna de San Miguel junto a sus tres gatas. 

Sofía Huaiquil

Su historia en Tik Tok comenzó como muchos durante en esta cuarentena. A penas se decretó en su país, Huaiquil comenzó a tener mucho tiempo libre. Se había titulado de publicista y justo por la pandemia no pudo encontrar trabajo. Así que el aburrimiento la guió hasta la plataforma de moda. 

Ya adentro, notó que existían muchas personas contando sus experiencias personales, como transgéneros hablando de su proceso de transición, otras tocando el tema de salud mental, personas afrodescendientes, inmigrantes y la discriminación. En ese momento pensó “aquí faltamos nosotros, los de pueblo originario”, contó en una conversación telefónica con Upsocl. “Hay que educar en ese tema, también somos discriminados, racializados, y alguien tiene que hacerlo. Y así empecé a hacer videos”, relata. 

Sofía había visto como por años los temas de discriminación en los pueblos originarios no se abordaban de buena forma: la discusión estaba llena de estereotipos, prejuicios. Ella podía ser esa voz que se necesitaba y Tik Tok era el lugar perfecto. “Ahí se habla muy desde la piel, se pueden hacer preguntas y no hay problema en responder con un fin educativo”, dice. 

“Me acuerdo que en ese tiempo todos estaban haciendo el video del espejo. Limpiaban el espejo y mostraban el cosplay, o drag y ahí yo dije ‘estaría bueno que alguien mostrara la vestimenta mapuche’ y ahí lo hice y fue un boom”, cuenta Sofía. Ese fue el impulso para dedicarse de lleno a este proyecto. 

Sofía Huaiquil

Cada video de Sofía se convierte en viral, con más de 100 mil visitas cada uno por lo general. Ella aún no se lo cree y agradece que tanto tengan la disposición a “escuchar, educarse”. 

“La gente me pide que hable de lo bonito de ser mapuche y ¿qué es lo bonito? Somos seres políticos, siempre hemos sido la piedra en el zapato del Estado, que no entienden nuestras demandas, no nos entienden como pueblo y esta es una oportunidad muy grande de darnos a conocer de manera cercana”, explica. 

Sus planes son seguir hablando sobre el pueblo mapuche en su Tik Tok: “Sobre cómo es ser mapuche en la vida diaria, explicar también que somos personas, no somos gente salida de un Icarito, de Wikipedia, porque siempre nos ven como personajes históricos, de museo, y cambiar un poco esa mentalidad y demostrar que estamos vivos”, dice. 

“Me gustaría que la gente nos entendiera un poco, que viera que somos personas que estamos en la sociedad actualmente y no solo para junio o para fiestas patrias”, agrega. 

Sofía Huaiquil

La joven tiene un mensaje claro y fuerte que entregar y gracias a las redes sociales tiene un espacio para hacerlo.

“También es importante para que los mapuches se reencuentren con su identidad, con lo que son. Que entiendan que es mucho más que tener apellido, que ahí hay una historia no contada y que vuelvan a sus raíces, dejen de ser ingratos”, comenta.

Y sobre su labor sentencia: “Me han llegado comentarios diciéndome ‘oye yo soy mapuche pero perdí contacto o no sé nada de la cultura. Entonces cuando me dicen que conmigo están entendiendo y despertando ese lado de ellos, es bacán porque se enorgullecen y cambian la mentalidad, y con eso me doy por pagada”.

Puede interesarte