Por Alejandro Basulto
21 abril, 2021

El estudiante de periodismo Pablo González, contó cómo con sus propias manos y la ayuda de unos amigos, logró convertir un vehículo desechable en una furgoneta ideal para largos viajes.

Previo a la pandemia del COVID-19, viajar por el mundo era la afición de muchas personas amantes de los misterios y las bellezas que posee la naturaleza y la cultura de los distintos países que se convertían en sus destinos. Ese era el caso del estudiante de periodismo, Pablo González, un español aventurero que hace cinco años incluso creó el conocido blog Pégame un viaje, que fue premiado en el año 2016 como el mejor de este tipo de sitios hecho por un joven en la provincia de Alicante.

Pablo González / Twitter

Todo iba bien hasta que llegó el coronavirus, sin embargo, utilizó dicha lamentablemente contingencia para construirse su propio vehículo de viajes. Debido a que tras adquirir una antigua ambulancia, decidió transformarla con sus propias manos en una casa rodante o furgoneta camper. Cuando no sabía cómo cortar madera y ni siquiera poner un tornillo, este joven valenciano de 26 años, con la ayuda de sus amigos y de tutoriales en Youtube logró hacer de un vehículo desechable la furgoneta de sus sueños.

Pablo González / Twitter

“Hace un año me compré una ambulancia. Era una buena opción, no salía muy cara y tenía solo 57.000km. Quería convertirla en una camper, aunque no sabía ni poner un tornillo. Después de cientos de tutoriales en Youtube y mucho curro, este es el resultado”

– escribió en un tweet, Pablo González

Pablo González / Twitter

Aunque este joven valenciano nunca reveló cuánto le costó adaptar su furgoneta para viajar, sí reveló que hacerlo suele costar entre unos 1.800 y 10.800 dólares estadounidenses. Lo que finalmente depende de diferentes factores relacionados con el tipo de casa rodante que se busque. Desde los muebles que se quieran poner, la presencia de placas solares y hasta qué clase de cocina tendrá.

Pablo González / Twitter

Pablo González ha viajado por todo España y también ha recorrido distintos países como Portugal, Noruega, Italia, Francia, Estados Unidos, Canadá, México y Brasil. Es lo que más le encanta y le apasiona. Pasó de ser algo que lo divertía a un estilo de vida, para el cual, aprovechando la pandemia, por fin consiguió un vehículo personal para hacer de sus viajes algo más único y especial.

Puede interesarte