Por Ronit Rosenberg
22 enero, 2018

«Me discriminaron por verme demasiado bien», dice

Madelyn Sheaffer, de 43 años, fue con su familia en un día muy caluroso en Missouri a un parque acuático, Adventure Oasis Water Park. Todo parecía ir de maravillas mientras que nadaba con su sobrino en una de las piscinas del recinto, hasta que se le acercaron unas autoridades del lugar y la amenazaron con que sino se cubría el cuerpo debía irse del lugar.

¿Qué?, ¿es en serio? Así tal cual. Sheaffer quedó perpleja al escuchar la discriminatoria condición que le estaban imponiendo para permanecer dentro del parque. Todo esto ocurrió frente a su familia y a todo el resto de las personas del lugar. No tuvieron la decencia siquiera de pedírselo en privado. 

KSHB-TV

Sheaffer le pidió al supervisor que llamara a la policía para hacer una denuncia. 15 minutos después llegaron, en vez de ayudarla, la escoltaron fuera del parque para evitar algún escándalo mayor. «Aunque no estamos de acuerdo, debemos hacer nuestro trabajo», le dijo un policía a Madelyn.

KSHB-TV

Cuando llegó a casa, acudió a Facebook para relatar su desafortunada experiencia. Estaba muy frustrada, y ¡cómo no!

Madelyn Sheaffer facebook

«No era una tanga. Era un bikini de dos piezas estándar. El mismo que todas las mujeres que se sienten cómodas con su cuerpo usan. Soy una mujer de 43 años que nunca tuvo la confianza para ponerme un bikini hasta los 40 años. No volveré a ser discriminada porque me veo muy bien en uno», escribió Madelyn Sheaffer en su muro de Facebook tras el incidente.

 

Lo que más le dolió a Sheaffer es que, según lo que relata, habían muchas otras mujeres con bikinis más pequeños que el de ella, pero eran más jóvenes que su edad. KSBH TV le preguntó a las autoridades del parque por lo ocurrido y respondieron que «había sido decisión de su supervisor y que confiaban en su criterio».

¿Por qué lo habrán hecho?

Puede interesarte