Por Valentinne Rudolphy
9 noviembre, 2015

En vez de luchar por seguir escondiendo ese sentimiento, deberías enfrentarlo. Sólo así la podrás vencer

Muchas veces tratamos a la soledad como un tabú. Algo que no se debe hablar, y que debes evitar a todo costo. La verdad es que es cierto, no es agradable sentir que estás sola en el mundo. Somos seres hechos para estar en comunicación e interacción constantemente. Pero eso no quita que debamos afrontar las etapas que se nos presentan.

Es distinto ser solitario que sentirse solo. La soledad nos ataca en los peores momentos. Todos lo sentimos en el transcurso de nuestra vida. Pero para que nos deje de suceder, hemos de aprender a vivir con esto y dejar de ocultarlo.

pexels-photo-large
Pexels

1. Es algo que debes arreglar, no ignorar

Si nunca enfrentas tus miedos, nunca podrás superarlos. Lo mismo sucede con la soledad. Mientras más nos arrancamos de esta sensación, más nos perseguirá su fantasma. Habrán momentos que simplemente tendrán este dejo de soledad. Por lo mismo, es importante que nos hagamos preguntas, y comprendamos lo que sentimos. Eventualmente se nos hará más fácil cuando nos pille por sorpresa.

landscape-nature-man-person-large
Pexels

2. Generará un vínculo contigo misma y te conocerás más

Al analizar tus sentimientos podrás tener ratos de intimidad contigo misma. Y descubrirás mucho más de ti, eso tenlo por seguro. Siempre es bueno tener estos momentos para comprender cómo somos. En qué pensamos cuando estamos en estados de ánimo más bajos. Y encontraremos la fuerza dentro de nosotros mismos para poder salir adelante.

city-woman-view-blue-sky-large
Pexels

3. Debes aprender a liberar tus sentimientos y confiarlos a otros

Siempre es bueno, además de conectarte contigo misma, el buscar apoyo. Más aún si se trata de soledad. Cuando pasamos por este obstáculo, muchas veces no le decimos a nadie y nos comenzamos a encerrar más. Sin lograr encontrar una solución. Puede que nuestras amistades o familia ni se enteren, pues no pueden leer tu mente.

Es bueno darse el tiempo de confiar en otros y desahogar por lo que estás pasando. Al hacerlo vas liberando esas cargas. Y tener otro punto de vista siempre es muy constructivo.

Puede interesarte