Por Luis Lizama
24 abril, 2020

La policía chilena terminó deteniéndolo tras seguir el rastro. El hombre estaba con cuarentena obligatoria y había robado 6 sacos de 25 kilos de harina, desde una panadería.

El ingenio de algunos ladrones habla bastante mal de ellos. Claro, el hecho de robar es un delito y ojalá nunca ocurriera, pero es una triste realidad. Los exponentes de esta vergonzosa profesión no son grandes pensadores, quedando en evidencia una vez más.

Este ladrón de harina es un claro ejemplo de lo que hablamos. Al trasladar su preciado botín, fue dejando un rastro de de harina en todas las calles por donde pasó. La policía siguió el camino y dio con su casa, deteniéndolo sin mayores complicaciones.

Twitter @CarabArica

El insólito hecho lo dio a conocer la cuenta de Twitter de Carabineros de Chile, de la ciudad de Arica. Los comentarios graciosos y de burla no se hicieron esperar.

La zona donde se cometió el delito, el centro de la localidad, está en plena cuarentena, con prohibición de salir a las calles, lo que agravó todavía más su situación.

Twitter @CarabArica

El hecho de robar este producto alimenticio es lamentable, pues nos habla de un problema profundo, vinculado con la pobreza. Resulta triste ver que muchas personas hurtan a los demás para comer. Es algo terrible, pero sigue siendo un delito.

Hay otros que simplemente lo hacen por gusto incluso, aunque claro, su inteligencia queda en evidencia.

El protagonista de esta historia es un hombre de 33 años, quien escaló un muro hasta dar con su objetivo: La panadería.

Así como si nada, sacó 6 sacos de harina de 25 kilos cada uno. Hasta ahí era algo simple y sin mayores complicaciones, pero algo falló y se olvidó del rastro que deja la harina.

Twitter @CarabArica

Carabineros llegó a la casa del individuo (No les costó mucho, solo tuvieron que seguir el camino blanco) y allí encontró los sacos guardados en la casa del perro, insólito. 

El hombre fue detenido por hurto y además por incumplir la cuarentena.

Puede interesarte